Inicio Economía Aumentan las ventas de coches eléctricos pero faltan puntos de carga

Aumentan las ventas de coches eléctricos pero faltan puntos de carga




Con el objetivo de sustituir los coches de combustión por vehículos de cero emisiones para 2035, el coche eléctrico cada día penetra un poco más en España. Sin embargo, seguimos a la cola de Europa. A la autonomía limitada y al elevado precio de compra se le suma otro lastre: la escasez de puntos de carga.

A pesar de que el número de vehículos eléctricos se haya incrementado en más de tres puntos en los últimos meses, España es el segundo país europeo peor valorado en cuanto a su infraestructura de recarga. Actualmente hay un total de 12.702 puntos de recarga, 855 más que en el trimestre anterior, pero esto no es suficiente para salir de la cola.

El último barómetro de electromovilidad de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) valora la red de puntos de carga española con 8,8 puntos sobre 100. España está a más de once puntos de distancia de la media europea (20,6) y tan solo supera las cifras de Hungría (8,6).

Según ANFAC, esto se debe a que el crecimiento está focalizado en puntos de carga lenta que «como mucho» llegan a 22kW y suponen el 94% de los instalados durante el periodo analizado. Solo un 0,7% de los puntos instalados tienen una potencia superior a 150 kW.

Para hacer frente a los cinco millones de vehículos electrificados para 2030 que el Gobierno estimó en el PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima) se necesitarían 340.000 puntos de carga, según ANFAC.

Desde la patronal del automóvil se están elaborando diferentes propuestas en esta línea que «permitan un impulso coordinado, consensuado y calendarizado». Entre ellas, 16 medidas para el despliegue de puntos de recarga y un mapa de infraestructuras a nivel nacional y autonómico.

Penetración del coche eléctrico

Durante el último trimestre de este año se vendieron un total de 16.047 coches eléctricos, un 44% más de ventas que en el mismo periodo de 2020. Se estima que España cuenta con un total de 150.000 vehículos electrificados, lo que corresponde a solo el 7% del mercado total.

Los datos de ANFAC evidencian un crecimiento muy desigual en los diferentes países que conforman Europa. Así, otorga a España un total de 41,3 puntos, solo por delante de Hungría y República Checa, siendo estos los países con menor número de coches eléctricos.

En el otro extremo está Noruega con una puntuación de 504,2 puntos. Le siguen, pero no de cerca, Países Bajos (167,2) y Alemania (144,3). La media europea es de 95,4 puntos, el doble de puntos que acumula España.

En cuanto a provincias, Madrid lidera el barómetro y sigue guiando la evolución del mercado con 59,1 puntos. Le siguen de cerca Islas Baleares (45,7) e Islas Canarias (46,2). Estas regiones y Cataluña son las únicas por encima de la media nacional (41,3).

Por otro lado, en este último trimestre los lugares con una menor penetración han sido las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (17,4), Extremadura (23,7) y Aragón (28,1).

España, a la cola europea en electromovilidad

El indicador general de electromovilidad tiene en cuenta los dos factores anteriores: penetración del vehículo electrificado e infraestructura de recarga instalada. Según este indicador, durante el último trimestre España ha crecido dos puntos, llegando así a los 25,1 sobre 100, pero sigue ocupando los últimos puestos en el desarrollo de la electromovilidad.

La media europea se ha incrementado hasta seis puntos, llegando ahora a los 58 sobre 100. A la cabeza de Europa se encuentra Noruega con 345,6 puntos, 21,8 más que en el trimestre anterior. Por su parte, Países Bajos acumula 146,5 puntos y Alemania 83,9, ambos han aumentado más de diez puntos respecto al trimestre anterior.

Publicidad