Bankia se anota 514 millones, el 7% más, gracias al impulso del negocio tradicional

Bankia obtuvo un beneficio de 514 millones de euros en el primer semestre de este año, un 6,7% más que en igual periodo de 2016, gracias a la “fortaleza” de los ingresos de su negocio tradicional bancario, junto al control de los gastos, las menores provisiones por la bajada de la morosidad y la caída de los adjudicados, según explica en una nota a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De este modo, destaca Bankia, la rentabilidad sobre fondos propios se elevó al 8,6%, frente al 8,2% del primer semestre de 2016. El consejero delegado de la entidad, José Sevilla, ha resaltado que la primera mitad del año ha estado caracterizada por el “fuerte” empuje de la actividad comercial. “Hemos concedido más hipotecas en seis meses que en todo 2016; el crédito al consumo crece con fuerza, y lo mismo sucede con la financiación a pymes”, ha subrayado.

El negocio de hipotecas y financiación crece a buen ritmo

Por su parte, el margen de intereses –la diferencia entre lo que el banco cobra por los préstamos y paga por los depósitos- de Bankia se redujo en un 11,4% en el primer semestre, hasta los 995 millones de euros, por el menor rendimiento de las carteras de deuda y el impacto de los bajos tipos de interés.

Las dotaciones a provisiones realizadas por la entidad en la primera mitad del año sumaron 238 millones de euros y el saldo de morosos descendió en 922 millones de euros, lo que situó la tasa de morosidad en el 9,1%, siete décimas menos.

La entidad, que a instancias del estatal FROB ha aprobado un proyecto de fusión para absorber a la también nacionalizada BMN, siguió mostrando unos sólidos cimientos de capital con un ratio CET 1 fully loaded, la medida de solvencia más exigente, del 13,82%, una mejora de 0,80 puntos porcentuales frente al de finales de 2016.

La caída de la morosidad se eleva a 900 millones

Loading...