¿Barcelona es un imán de fondos biotecnológicos?

La creación, hace unos meses, de un fondo de capital riesgo en ciencias de la vida en Barcelona por parte de Guy Nohra, el cofundador de Alta Partners, es un gran atractivo para la industria biotecnológica en Catalunya y para la inversión extranjera.

Xavier Brun, profesor del Máster en Mercados Financieros de la UPF Barcelona School of Management, asegura que la apuesta personal, y la proximidad de sus empresas, son factores determinantes cuando un gestor elige una ciudad y Barcelona, a su juicio, tiene muchos puntos a favor para atraer fondos biotecnológicos.

“Barcelona se está peleando por acoger la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que tiene que abandonar la capital británica a causa del Brexit, lo que puede atraer a la ciudad a altos cargos del sector, a grandes empresas y a gurús”, afirma Brun.

“Acoja o no la nueva sede, la ciudad tiene hospitales pioneros en muchos campos con médicos que hoy son referentes a escala mundial y además, en la ciudad y alrededores, se han instalado importantes compañías farmacéuticas. Catalunya es referente en ciencias de la salud”, recalca.

Para Brun en Barcelona se da el “efecto red”, que consiste en que grandes empresas farmacéuticas atraen a otras y colaboran con médicos de referencia, con lo que se genera una espiral para la industria y para los gestores de fondos que conocen el lenguaje y las fases de los proyectos biotecnológicos y que invierten en las primeras etapas.

Brun considera que es un buen momento para que la Bolsa de Barcelona apueste por la biología y la tecnología, emitiendo acciones biotecnológicas, para atraer a más fondos de este sector y dar un mensaje a la industria de la receptividad de los inversores en Catalunya.

Loading...