Barcelona recuperó el tráfico peatonal tras el atentado en solo una semana

Los peatones perdieron el miedo en menos de una semana. El impacto del atentado terrorista del 17 agosto sobre el flujo de viandantes se difuminó en muy pocos días y las 12 arterias comerciales más cercanas a la Rambla recuperaron la normalidad con gran rapidez. Es la principal conclusión del estudio que ha realizado la empresa TC Group Solutions, especializada en Big Data y Retail Intelligence, para analizar la salud comercial de la capital tras la tragedia.

La pérdida de turismo a raíz de los atentados es una gran preocupación para los sectores turísticos y comerciales, puesto que la mayoría de ciudades atacadas han tenido que hacer frente a una caída económica importante. “Tras los atentados de París, el flujo peatonal de las calles comerciales de la capital francesa cayó un 8,16% en un solo año, de 2015 a 2016”, ejemplifica la empresa. En cambio Barcelona, apunta, “tardó tan solo una semana en recuperar la estabilidad del flujo peatonal de la primera quincena del mes de agosto”.

El estudio analiza la evolución del tráfico peatonal de las calles comerciales adyacentes al lugar del suceso, semana a semana, comparándolas entre sí y con las mismas semanas del año anterior. Por otro lado, también compara la evolución de las conversiones a ventas realizadas a lo largo del mes de agosto, es decir, el porcentaje de personas que entran en una tienda y efectivamente compran algún artículo.

El estudio de TC Group Solutions muestra que los principales enclaves comerciales del centro de Barcelona recuperaron la normalidad pocos días después del atentado del 17-A
El estudio de TC Group Solutions muestra que los principales enclaves comerciales del centro de Barcelona recuperaron la normalidad pocos días después del atentado del 17-A
(TC Group Solutions)

Tomando como referencia la semana anterior al atentado (del 7 al 13 de agosto), se contabilizó un descenso global del -20,44% en el volumen de peatones de las 12 calles estudiadas. En alguna el retroceso llega hasta el 41%, porque varias áreas comerciales –como el Portal de l’Àngel, Pelai o la plaza Catalunya–, se vieron directamente afectadas el jueves 17 por la orden de cierre inmediato y confinamiento dictada por la policía a fin de hallar al autor de la masacre.

La semana siguiente este descenso retrocedió al -11,31% y ya a finales del mes de agosto se recuperó la normalidad en el conjunto de calles estudiadas. Gracias al repunte de visitantes en varias de ellas, llegaron incluso a superar el número de peatones de la semana de referencia en un 6,13%. En cambio, si la comparación se basa en las cifras el año anterior, el descenso fue del -9,62% durante la semana del atropello masivo y la semana posterior registró un ligero aumento del 1,32%.

El impacto del atentado en la economía local:

Las ventas también se recuperaron con rapidez. Tras una caída de -1,44 puntos, las dos semanas siguientes la ratio de conversión ya muestra una subida de 0,29 y 0,88 puntos. Según TC Group Solutions, los datos –recabados mediante sensores– “ponen de manifiesto la capacidad de superación de Barcelona y del sector turístico y comercial en particular”.

El impacto de los atentados es una gran preocupación para los sectores turístico y comercial

Loading...