Borrell: Era una barbaridad la exigencia de quitar a Benjumea de la presidencia de Abengoa

El ex ministro socialista y exconsejero de Abengoa, Josep Borrell, ha relatado que fue una “barbaridad” que el Banco Santander exigiera la salida de Felipe Benjumea de la presidencia poco antes de aprobarse la ampliación de capital y como una condición incluida en el último momento. Así lo ha explicado durante su declaración en calidad de testigo en el juicio por que se enjuicia a cinco miembros de la cúpula de Abengoa por las indemnizaciones millonarias

Según narró Borrell, la compañía había llegado a un acuerdo con el Santander para una ampliación de capital, y justo antes de la firma, la entidad impone la salida de Benjumea, quien se enfrenta a cinco años de prisión por recibir una indemnización de 11,48 millones de euros a pesar del agujero de casi 9.000 millones de euros.

Salida exigida por el Santander

Según Borrell, la salida fue exigida por el Santander. “Y dije que era una barbaridad. Íbamos a provocar en los mercados una sensación de incertidumbre; era jugar con fuego”. El ex miembro del Consejo de Administración preguntó en aquellos días, a qué venía esa decisión de última hora. “Pues es así y basta”, me dijeron.

Tal y como recordó, el Santander llamó y dijo que iba a retirar la oferta, o que no iba a mantenerla. “Ya sabe usted que en este país hay una confusión dialéctica entre mantener y retirar”, bromeó.

Momentos “tensos y preocupantes”

Recuerda aquellos momentos como “tensos y preocupantes”. “Dije que era una locura, que porqué no lo habían dicho antes. Llevábamos negociando un mes y medio, si tienen un impedimento tan grave como este lo pongan en el primer momento”, sostuvo.

Esta versión coincide con la ofrecida por el propio Benjumea durante su interrogatorio como acusado. Según aseguró, cesó de sus funciones “por el bien de la sociedad” y porque se trató de una condición “impuesta” por las entidades financieras que iban a llevar a cabo la ampliación de capital, operación que finalmente no se produjo y que llevó a la empresa a una situación de “crisis total”.

Benjumea defiende su gestión

Benjumea indicó que su cese como presidente el 23 de septiembre de 2015 provocó una “gran desconfianza en los mercados” y el cierre de líneas de liquidez por parte de los bancos. “Yo no estaba dispuesto a dimitir porque pensaba que era una cuestión que iba a hacer fracasar la opción de ampliación de capital, pero no era libre”, subrayó.

Benjumea insistió que estaban en un momento en que la empresa “no podía decidir” y por tanto “eran lentejas”. “No quiero hablar de chantaje”, dijo durante el interrogatorio en el que precisó que la empresa no tenía problemas de endeudamiento cuando iba a firmar esta ampliación de capital de 650 millones de euros.

Según el ex directivo, el Banco Santander (una de las tres entidades financieras que iba a efectuar la operación junto con HSBC y Crédit Agricole) impuso al Consejo de Administración de Abengoa el 14 de septiembre como condición “innegociable” su cese como presidente, lo que a su juicio produjo un “daño brutal” a la multinacional sevillana.

Loading...