Bruselas aprueba definitivamente la compra del Popular por el Santander

La Comisión Europea (CE) ha aprobado este martes de manera definitiva la compra del Banco Popular por un euro por parte del Banco Santander del pasado 7 de junio. Bruselas remarca su resolución en que la operación “no plantea problemas de competencia” en el Espacio Económico Europeo.

La decisión del Ejecutivo comunitario es el “elemento final” del proceso de autorización por parte de Bruselas a la adquisición y llega después de que el pasado 7 de junio diese su visto bueno al plan de resolución de Popular, que se basaba en un régimen propuesto por la Junta Única de Resolución (JUR).

Bruselas estima que “seguirá habiendo competidores fuertes en todos los mercados afectados”

En concreto, la Comisión Europea ha investigado la incidencia de la operación en los mercados nacionales y regionales de servicios bancarios minoristas y empresariales, de arrendamiento financiero, de factorización y de prestación de servicios de cajero automático, tanto en España como en Portugal.

De esta forma, Bruselas ha determinado que las cuotas de mercado conjuntas de ambas entidades son, “por lo general, limitadas”, inferiores al 25%, así como que “seguirá habiendo competidores fuertes en todos los mercados afectados”.

OCU se suma a la lista de querellantes en contra de la resolución de la CE

La resolución del Popular se desencadenó el pasado 6 de junio, cuando el Banco Central Europeo (BCE) determinó que era “una entidad inviable o con probabilidad de serlo”. El Ejecutivo comunitario aprobó la mañana siguiente el plan de resolución propuesto por la JUR, mediante el cual toda la actividad de Popular y sus filiales se traspasaron a Banco Santander.

Por otra parte, la resolución de Bruselas ha provocado el malestar de los accionistas del Banco Popular, que perdieron su inversión con la compra del Santander. La organización de consumidores OCU ha anunciado este martes que se querellará en contra de la resolución la CE, para lo que presentará un recurso de anulación ante el Tribunal General de la UE contra la decisión de la Junta Única de Resolución (JUR).

La Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC) también presentó recientemente un recurso ante el mismo tribunal solicitando la impugnación de una intervención que considera “injustificada”. Esta pide una compensación a los accionistas de 1,85 euros por título.

La venta se produjo después de que el BCE calificara al Popular como “entidad inviable o con probabilidad de serlo”

Loading...