Bruselas da luz verde al rescate de 17.000 millones de dos bancos italianos

La Comisión Europea (CE) ha aprobado este lunes el plan de rescate de Banca Popolare di Vicenza y Veneto Banca que Italia propuso para liquidar de forma ordenada las dos entidades con hasta 17.000 millones de euros de aportación pública. “Los depósitos permanezcan plenamente protegidos”, reza un comunicado comunitario.

Italia garantizará así que las entidades sigan operativas después de que el pasado viernes el Banco Central Europeo (BCE) declarase su inviabilidad y la Junta Única de Resolución europea (JUR) ordenara su liquidación.

Intesa paga un euro por los activos buenos de ambas

Intesa Sanpaolo se quedará por un euro con los restos saneados de ambas entidades, después de limpiar los balances de activos improductivos. Se queda con préstamos al corriente de pago por 26.100 millones de euros, activos financieros valorados en 8.900 millones y 1.900 millones en activos fiscales, así como deuda senior por importe de 11.800 millones y unos 23.000 millones en depósitos indirectos.

Desde Intesa se defiende que la operación permite proteger “los ahorros de dos millones de familias y la actividad de casi 200.000 empresas financiadas”. Recibirá del Estado 4.785 millones de euros para las operaciones necesarias para mantener su capitalización y su reforzamiento patrimonial. El fondo de 17.000 millones se destinarán a operaciones de saneamiento.

Cierre de oficinas y recorte de empleos

La entidad ha anunciado este lunes que tras la compra recortará 3.900 empleos mediante bajas voluntarias y cerrará 600 oficinas. Con la compra, la compañía hereda 900 sucursales en Italia, casi 10.000 empleos en el país y otros 880 fuera. En este sentido, los costes de la “integración y racionalización” correrán a cargo del fondo del Estado, con unos 1.285 millones.

El Banco de Italia, central, afirmaba este lunes que los clientes de las entidades “no sufren consecuencia alguna” con la situación, que sus oficinas y cajeros automáticos están “plenamente en funcionamiento” y que las operaciones bancarias se “realizarán sin cambios pero bajo la responsabilidad” de Intesa.

Vista de una oficina de Intesa Sanpaolo en Milan Vista de una oficina de Intesa Sanpaolo en Milan (Stefano Rellandini / Reuters)
Loading...