Bruselas pide otorgar más libertad a los países para fijar los tipos del IVA

7
Actualizado 18/01/2018 12:14:06 CET

BRUSELAS, 18 Ene. (EUROPA PRESS) –

La Comisión Europea ha propuesto este jueves reformar el sistema actual de IVA para dar más libertad a los países del bloque comunitario a la hora de tomar decisiones sobre los diferentes tipos de este impuesto, eliminando la lista de bienes y servicios que actualmente pueden beneficiarse del tipo reducido.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha presentado en una rueda de prensa la propuesta legislativa, que sin embargo necesita ahora unanimidad entre los Estados miembros para ser aprobada.

La nueva propuesta de la Comisión Europea aboga por mantener un tipo general mínimo del 15% pero abre la puerta a que los Estados puedan introducir otros cuatro por debajo de este umbral estándar. En concreto, los países podrán fijar dos reducidos entre el 5% y el tipo general, una excepción del pago del IVA (o tipo cero) e introducir otro más entre este tipo nulo y los reducidos.

Del mismo modo, Bruselas propone eliminar la lista actual de bienes y servicios a los que se puede aplicar un tipo reducido, que será sustituida por una nueva lista de productos a los que obligatoriamente se tiene que aplicar el tipo general. En esta nueva lista estarán por ejemplo las armas, las bebidas alcohólicas, el tabaco, los productos relacionados con los juegos de apuestas, los metales preciosos, los ‘smartphones’, los electrodomésticos o los servicios financieros.

En todo caso, el Ejecutivo comunitario pide introducir una salvaguardia por la cual los países tendrían que garantizar que la media ponderada de los tipos del IVA sea superior al 12%, para evitar la competencia fiscal entre los socios europeos y potenciales riesgos en la recaudación de los Estados.

El modelo actual entró en vigor en 1993 y establece un tipo general de IVA de un 15% como mínimo para todos los bienes y servicios. No obstante, los socios del bloque comunitario pueden aplicar un tipo reducido de al menos el 5% a una lista predefinida de bienes y servicios. Además, algunos países disfrutan de una serie de derogaciones acordadas cuando se unieron al club europeo.

Bruselas afirma que este modelo ha conducido a un “mosaico” de regulaciones en la UE que también generan “desigualdades” en el bloque comunitario. “Algunos Estados miembros disfrutan de excepciones, mientras que otros no tienen permitido aplicar tipos reducidos o tipos cero a los mismos productos o servicios”, justifica el Ejecutivo comunitario.

SIMPLIFICACIÓN PARA LAS PYMES

La Comisión Europea también ha presentado otra propuesta para simplificar los procedimientos para el pago del IVA a las pequeñas y medianas empresas, que según Bruselas se enfrentan a costes “desproporcionados”, en particular cuando comercian con otros Estados miembros.

Así, el Ejecutivo comunitario apuesta por introducir un nuevo umbral de ingresos de 2 millones de euros por debajo del cual las pequeñas sociedades se beneficiarían de un proceso simplificado. También propone dar la posibilidad a las capitales de liberar a pymes que están exentas del pago de este impuesto de obligaciones relacionadas con la identificación o la facturación.

Por último, Bruselas plantea que aquellas compañías con un volumen de ingresos menor a los 100.000 euros puedan beneficiarse de una excepción en el pago del IVA.

“Estas propuestas darán a los países europeos más libertad para aplicar tipos reducidos del IVA para productos o servicios específicos. Al mismo tiempo reducen la burocracia para pequeñas empresas que operan entre fronteras, permitiendo que crezcan y creen empleos”, ha destacado Moscovici.