CaixaBank Research pide mejor educación e inversión en valor añadido para recuperar la productividad

En la era de las nuevas tecnologías los economistas se están encontrando con una gran contradicción. La productividad ha caído en 0,8 puntos porcentuales respecto a la registrada antes de la crisis. ¿Es la revolución tecnológica menos potente de lo esperado? ¿Cuánta culpa tiene la crisis financiera en esta situación? ¿Qué es lo que está pasando? La realidad por la que se decantan los economistas de CaixaBank Research es que la revolución tecnología es tan potente que las herramientas habituales utilizadas para medir la evolución económica como la productividad o el PIB han dejado de ser eficientes. “Hemos constatado que las métricas tradicionales que de medir la productividad o el crecimiento económico vía PIB son insuficientes para reflejar la realidad de la situación actual. Por ejemplo, no incluyen la actividad de empresas tan importantes como Google, Facebook, etc”, ha comentado Oriol Aspachs, director de Macroeconomía y Mercados Financieros de CaixaBank Research.

Pero mientras, expertos del MIT estadounidense y de muchas universidades europeas trabajan en una medida de medición capaz de identificar el valor que aportan las nuevas tecnologías, los países tienen el reto de poner las bases para que cuando eso ocurra la foto que puedan presentar sea la mejor posible.

Según ha explicado durante la presentación del último informe mensual de Caixa Bank Research que ha tenido lugar hoy en Madrid, el cambio tecnológico en el que estamos inmersos “es mucho más complejo que el experimentado en anteriores revoluciones y todavía nos estamos adaptando. Hacen falta más recursos, pero sobre todo un nuevo enfoque”, ha comentado.

El economista catalán ha puesto como ejemplo, el incremento de hasta tres puntos que se está observando en las empresas que mejor se están adaptando a las demandas del cambio tecnológico. Los países deben abordar ese mismo reto y eso solo se puede conseguir, según ha explicado Oriol Aspach, incidiendo en dos puntos clave: la educación y la inversión empresarial en intangibles.

“Venimos de una tradición que se evaluaba mucho la capacidad de memorizar. Ahora, las tareas que más impulsan la productividad precisan de liderazgo, trabajo en equipo, la capacidad para interpretar datos”. A nivel empresarial, el reto no es invertir más sino mejor, apostar por activos intangibles.

Más trabajo, pero también más brecha salarial

Solo consolidando ese nuevo modelo económico los países se podrán enfrentar a estos retos que acechan con la revolución 4.0. El informe de CaixaBank Research habla, entre otros, del impacto en el empleo. Lejos de las teorías catastrofistas que identifican a los robots como los culpables de un desempleo masivo, en CaixaBank apuestan porque las nuevas tecnologías serán fuente de creación de empleo, pero en una primera etapa también agudizarán la brecha salarial.

Los trabajadores con una formación más tecnológica tendrán un mejor posicionamiento en el mercado laboral. Para el resto, es necesaria una intervención directa del Estado. “Se ha comprobado que la aplicación de técnicas de bigdata tiene un poder espectacular para identificar de forma muy precisa cual es la mejor solución para incrementar la capacidad de recuperar un empleo”, ha asegurado Oriol Aspachs. Al tiempo que ha pedido que los poderes públicos sean capaces de establecer redes sociales adecuadas.

España, con posibilidades

En cuanto a la posición española ante este reto. El director de Macroeconomía de CaixaBank Research considera que el punto de partida es bueno. “Las pymes españolas han sabido adaptarse a la crisis con un espectacular incremento de las exportaciones”, ha comentado. En su opinión ahora el reto es saber posicionarse ante un mundo en el que las fronteras entre sectores, tareas y actividades cada vez son más difusas.

Además, como en todo encuentro en el que se habla de tecnología el economista catalán ha contestado a preguntas sobre bitcoin y blockchain. Sin ninguna duda ha dicho: “Bitcoin se parece más una burbuja que a un elemento que vaya a facilitar el cambio en la sociedad”.

Loading...