Inicio Economía Card, Angrist y Imbens, premio Nobel de Economía 2021

Card, Angrist y Imbens, premio Nobel de Economía 2021




El Premio Nobel de Economía 2021 ha sido concedido a los economistas David Card, Joshua D. Angrist y Guido W. Imbens por sus investigaciones sobre la explicación de los efectos que tienen los factores naturales en el mercado laboral, ha comunicado este lunes la Real Academia Sueca de las Ciencias, que ha reconocido que el consenso para el veredicto ha llegado en el último momento.

Los expertos de la Academia han apuntado, a modo de ejemplo, cómo los galardonados han contribuido a explicar el efecto que tiene en el individuo y su futuro profesional el haber nacido en un determinado lugar o en un año en concreto. También cómo afecta al mercado laboral los flujos migratorios o de qué manera influyen las inversiones en educación en el futuro laboral de los individuos.

En concreto, la Academia ha galardonado a David Card por «sus contribuciones empíricas» a la economía laboral, y a Joshua D. Angrist y Guido W. Imbens por «sus contribuciones metodológicas al análisis de las relaciones causales». En este sentido, ha destacado que los ganadores «han demostrado que se pueden responder muchas de las grandes preguntas de la sociedad«. 

«Los galardonados de este año nos han proporcionado nuevos conocimientos sobre el mercado laboral y han mostrado qué conclusiones sobre causa y efecto se pueden extraer de experimentos naturales. Su enfoque se ha extendido a otros campos y revolucionado la investigación empírica«, ha señalado la Academia.

Con este galardón se cierra la ronda de anuncios de los Premios Nobel, que la semana pasada se concedieron en las disciplinas de MedicinaFísicaQuímicaLiteratura y de la Paz. Será entregado, como los demás, en una ceremonia que tendrá lugar el próximo 10 de diciembre.

La Academia destaca los trabajos de los galardonados

Sobre el trabajo de David Card, la Academia ha señalado sus estudios sobre los efectos del salario mínimo, la inmigración y la educación en el mercado laboral «que desafiaron la sabiduría convencional», lo que condujo a nuevos análisis y conocimientos adicionales. «Los resultados mostraron, entre otras cosas, que aumentar el salario mínimo no necesariamente conduce a menos puestos de trabajo«, recoge la Academia sueca. Card había recibido en 2014 el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Economía.

Asimismo, han destacado que los trabajos de Joshua Angrist y Guido Imbens de mediados de la década de 1990 resolvieron el problema metodológico para interpretar los resultados de experimentos naturales demostrando cómo se pueden extraer conclusiones precisas sobre causa y efecto a partir de esta clase de experimentos.

El Premio de Ciencias Económicas del Banco de Suecia en memoria de Alfred Nobel está dotado con 10 millones de coronas suecas (988.000 euros) de los que la mitad serán para David Card, a quien la Academia ha adjudicado explícitamente la mitad del galardón, mientras que Joshua Angrist y Guido Imbens compartirán la otra mitad.

Los estadounidenses Milgrom y Wilson, Nobel de Economía 2020

Los tres premiados suceden en el palmarés de este galardón a los economistas Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson, ganadores del Nobel de Economía en 2020 por las «mejoras en la teoría de subastas e invenciones de nuevos formatos de subastas». Su innovador trabajo se utilizó, destacó la Academia, con éxito en la asignación de frecuencias de telecomunicaciones.

De Wilson se destacó que su trabajo «mostró por qué los postores racionales tienden a colocar ofertas por debajo de su mejor estimación del valor común: están preocupados por la maldición del ganador, es decir, por pagar demasiado y perder.» En cuanto a Milgrom, «formuló una teoría más general de las subastas que no solo permite valores comunes, sino también valores privados que varían de un postor a otro».

El Nobel de Economía, cuyo nombre real es Premio de Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel, es el único de los seis galardones no creado en su día por el magnate sueco, sino que fue instituido en 1968 a partir de una donación a la Fundación Nobel del Banco Nacional de Suecia con motivo de su 300 aniversario.

Publicidad