Catalunya deja atrás la crisis antes que España

Catalunya cerró 2016 con un PIB de 223.629 millones de euros, en niveles muy similares a los anteriores a la crisis. Así lo recoge la Memoria Económica 2016 de la Conselleria de Economía y Hacienda de la Generalitat, presentada este jueves. Eso sí, hay 438.000 trabajadores menos que en 2007, antes de la recesión. España ha recuperado su PIB precrisis a lo largo del segundo trimestre de este año.

En rueda de prensa, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ha recordado que el año pasado se superó el máximo histórico de PIB del periodo de precrisis –de 216.922 millones de euros-, y que, para este año, se prevé alcanzar un valor superior a los 232.000 millones de euros.

Se va mejor de lo esperado

Ha constatado que el comportamiento de la economía catalana está siendo mejor de lo esperado, lo que llevará a la Generalitat a revisar al alza su previsión de crecimiento para el conjunto de 2017 realizada a finales del año pasado, que se sitúa en el 2,9%.

Asimismo, ha avanzado que, de cara a 2018, hay previsiones que sitúan el PIB catalán claramente por encima de los 240.000 millones de euros, lo que evidencia “un crecimiento robusto y diversificado”.

Empleo, tarea pendiente

Sin embargo, ha destacado que una de las asignaturas pendientes es el mercado de trabajo, sobre todo por los elevados niveles de paro juvenil y de larga duración, aunque la Generalitat prevé que la tasas de paro se sitúe entorno al 11,6% a finales de 2018. Según sus cálculos, el empleo crecerá un 2,7% este año, con 86.000 nuevos puestos de trabajo, y un 2,4% en 2018, con 76.000 más.

Junqueras también se ha referido a la elevada temporalidad del empleo y a los bajos salarios, lo que provoca que parte de la población con trabajo “sigue estando muy cerca del umbral de la pobreza”, y ha abogado por trabajar conjuntamente para recuperar salarios, ya que la debilidad en este ámbito puede suponer un riesgo para el crecimiento de la economía.

Empuje exterior

La directora general de Análisis Económico de la Generalitat, Natàlia Mas, ha señalado que Catalunya seguirá creciendo a un nivel superior al de la mayoría de economías desarrolladas debido al gran peso de su sector exportador y a que el entorno internacional se está recuperando, así como también a la contribución positiva de la demanda interna.

Ha destacado que esta contribución tanto de la demanda interna como externa es una novedad respecto a otros ciclos económicos del pasado, cuando la recuperación del mercado interior perjudicaba las exportaciones, algo que no está sucediendo en la actualidad.

También ha resaltado que están creciendo todos los sectores productivos, con especial énfasis en la industria (+4,2% en 2016, frente al 1,6% de la zona euro) y la construcción, que creció por primera vez después de ocho años de caídas.

Loading...