Catalunya destruye empleo y multiplica el paro en el trimestre que sigue al 1-O

La ralentización del empleo en Catalunya en el último trimestre, tras la celebración del referéndum del 1-O y la cuestión política, se consolida en los datos de empleo de diciembre. Poniendo el foco en el último mes del año apenas se crearon 148 empleos, mientras que hace un año se crearon 4.689, el 97% más. El paro, por su parte, cayó en 4.444 personas, menos de la mitad de los 9.344 parados menos de hace un año.

Desde el Gobierno lo relacionan a la inestabilidad política. Sea cual sea el motivo, la temporada navideña, en otros momentos motor de empleo, no ha tenido efecto sobre el empleo. Así, con este contexto, n los últimos tres meses el paro en Catalunya subió en 17.645 personas, ocho veces más que los 2.564 nuevos parados de hace un año.

La tendencia del paro corta de forma tajante con las bajadas en el último trimestre que se dieron entre 2013 y 2016. La afiliación es más irregular, con años buenos y malos.

Reduce al mínimo su aporte

En cuanto a los nuevos afiliados a la Seguridad Social, arroja un balance negativo de 2.188 cotizantes, mientras que hace un año se ganaron casi 11.000 afiliados medios. El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, ha explicado en rueda de prensa este miércoles que lo “más preocupante” ha sido la evolución del empleo en Catalunya durante los tres últimos meses del año.

Con estos datos Catalunya reduce su aporte a las caídas del paro y la creación de empleo a mínimos, muy lejos de su peso sobre la economía española, de una quinta parte. De los 61.500 parados menos de diciembre, el 7,2% se da en Catalunya, mientras que en afiliados a la Seguridad Social supone el 0,34%.

Los autónomos “no suman”

Los datos tampoco son positivos en la afiliación de autónomos, que se ha frenado o retrocedido. “Catalunya no suma”, planteó Riesgo. Eso sí, puede tener efecto la entrada en vigor de nuevas ayudas para los autónomos a partir de enero, lo que lleva a más de uno a esperar al nuevo año para darse de alta. “Parece evidente que con la entrada en vigor de la nueva ley es posible que algunas de las altas que se producen habitualmente diciembre se hayan visto ralentizadas para poder acogerse a los nuevos incentivos”, ha dicho Burgos en ese sentido.

Mirando todo el año, 2017 fue el mejor año desde 2005, con 611.146 nuevos afiliados. Hasta octubre Catalunya lideraba avances interanuales. Pero en la foto finish a diciembre Catalunya se pone en segundo lugar, con 110.747 afiliados más en el año, por detrás de Madrid, con 119.364.

Loading...