Catalunya supone el 19% del PIB español, la cifra más alta desde el 2000

Catalunya aportó el año pasado el 19% del PIB español, lo que supone la mayor cifra desde el año 2000, aunque deberá esperar “al menos” hasta 2019 para recuperar los cuatro millones de puestos de trabajo que había antes del estallido de la crisis.

Ambos datos están incluidos en la Memoria Económica de Catalunya de 2016, una iniciativa del Consell General de Cambres de Catalunya que se ha presentado este jueves en un acto al que ha asistido el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Por encima de la media nacional

En concreto, Catalunya aportó en 2016 el 19,03% de la riqueza generada en el conjunto del Estado, la mejor cifra en lo que va de siglo XXI, si bien en estos 16 años Catalunya nunca ha rebajado su aportación al PIB nacional por debajo del 18,7%.

La memoria recuerda que la economía catalana creció el año pasado un 3,5% y que entre 2013 y 2016 su incremento medio anual fue del 1,9%, frente al 1,5% de media nacional. En 2016 la economía catalana “superó todas las expectativas iniciales”, tanto en materia de PIB como de generación de empleo, dijo la directora de la Memoria Económica, Carme Poveda.

El empleo precrisis, en 2019

El año pasado Catalunya logró aumentar su ocupación un 3,4%, la cifra más alta desde 2007, si bien está aún un 11% por debajo de los niveles de empleo registrados en 2007, y la memoria estima que se deberá esperar “al menos” hasta 2019 para recuperar los cuatro millones de empleos de entonces, y todo ello condicionado a que se cumplan las previsiones.

En cambio, sí ha sido capaz de recuperar el terreno perdido desde 2007 en términos de PIB. Poveda ha explicado que en 2016 “todos los sectores económicos” aportaron al PIB y se obtuvieron récords en las exportaciones o la inversión extranjera.

Falta ganar I+D

De cara a 2017, la Memoria, patrocinada por el Banco Santander, estima que la economía catalana logrará un incremento en torno al 3%, y que va camino de superar las cifras “récord” de 2016. No obstante, la memoria pone de manifiesto que Catalunya todavía está por debajo de la media de la UE en I+D, ya que esta inversión supone un 0,9% del PIB catalán, frente al 1,3% de media de la UE.

En cuanto a la adaptación de la economía catalana a la llamada industria 4.0, la memoria sostiene que Catalunya cuenta con las condiciones para ser un referente en esta materia, pero denuncia una falta de profesionales con formación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. En este punto, calcula que Catalunya no llega a los 10.000 graduados al año en estos campos, y remarca que el objetivo debería ser disponer de 14.000 graduados de estos campos.

Carencia de ciertos profesionales

Loading...