¿Cerrará mi banco en 2018?

El número de sucursales bancarias se ha reducido drásticamente durante los últimos años. Entre septiembre de 2008, cuando se registró el pico más alto de las últimas décadas, hasta septiembre del pasado año, el parque estatal de oficinas se redujo en más de 18.000, un 40% menos en casi diez años.

En 2016 echaron el cierre algo más de seis oficinas al día y durante los tres primeros trimestres del pasado año, según los últimos datos publicados por el Banco de España, se perdieron algo más de mil sucursales, a razón de unas cuatro al día.

La mitad de los municipios no tienen banco

Un 2,4% de la población ya no tiene acceso a una oficina bancaria en su municipio. Según un estudio del economista Joaquín Maudos, en el 48% de los municipios de España no hay ninguna sucursal. Lógicamente, se trata de ayuntamientos con poca población, ya que afecta a menos de un 3% de la población.

No obstante, para paliar este problema, algunos bancos han puesto en circulación autobuses que funcionan como oficinas y que dan servicio a los clientes de pequeñas localidades que carecen de una sucursal. En Abanca cuentan con dos autobuses que hacen las veces de oficina desde hace 18 años, según informa la entidad al comparador HelpMyCash.com, que recorren más de 85.000 quilómetros cada año y dan servicio a 15 pueblos de A Coruña y Ourense.

Algunas entidades cuentan con oficinas móviles
Algunas entidades cuentan con oficinas móviles (petekarici / Getty Images/iStockphoto)

El objetivo, declara la entidad, es “acercar el servicio financiero a todos los gallegos y evitar desplazamientos, sobre todo, a la gente mayor”. Funcionan como una oficina cualquiera en la que los clientes pueden hacer ingresos, retiradas de efectivo, contratar productos, etc.

Por su parte, Bankia dispone de 11 ofibuses que dan cobertura a 337 municipios de Castilla y León, la Comunidad Valenciana, La Rioja, Madrid y Castilla-La Mancha. Las oficinas ambulantes de Bankia recorren unos 40 mil quilómetros al mes, según publicó la entidad el pasado año, y sus usuarios realizaron unas 108 mil operaciones al año en ellas.

La alternativa a la exclusión financiera

Además de las oficinas sobre ruedas, la banca a distancia se posiciona como otra alternativa para combatir la falta de oficinas y evitar los desplazamientos. Todos los bancos disponen de un área virtual que permite realizar la mayoría de las operaciones (transferencias, pagos, contratación de productos, etc.) desde casa y, a veces, con comisiones más baratas que en las propias oficinas. La mayoría de los bancos también disponen de aplicación móvil.

En 2016, la penetración de la banca online en España era del 43%, según Statista, por debajo de la media europea. Un estudio elaborado por KPMG y Funcas publicado en 2017 reveló que el 67% de las entidades encuestadas tenían un porcentaje de clientes activo en banca electrónica de entre el 25 y el 50% y un 26% de los bancos tenía una penetración superior. Además, para un 80% el peso de las transacciones realizadas por banca online suponía más del 25% del total.

El digital come cada vez más terreno al mundo físico
El digital come cada vez más terreno al mundo físico (Àlex Garcia)

Además, está la banca puramente online cuyo parque de oficinas es muy reducido o, incluso, inexistente. ImaginBank, ActivoBank, Self Bank, Oficinadirecta, ING, Coinc, Openbank o Banca Farmafactoring son buenos ejemplos. Además de ser accesibles para cualquier persona, esté donde esté, acostumbran a comercializar productos más baratos y, en el terreno del ahorro, más rentables.

La cuenta corriente sin comisiones y sin vinculación de imaginBank, la cuenta de ahorro al 0,30% TAE de Coinc o el Depósito Facto hasta el 1,66% TAE de Banca Farmafactoring son buenos ejemplos de la política que llevan a cabo los bancos virtuales.

Menos oficinas en 2018

La oleada de cierres vivida en 2017, que se saldó con más de mil persianas bajadas, tuvo muchos protagonistas. Banco Sabadell, por ejemplo, clausuró unos 250 locales y BBVA e Ibercaja también echaron el cerrojo a un buen puñado de locales.

Para 2018 se espera una tendencia similar que afectará a los clientes de Bankia y BMN, ya que a raíz de su fusión la entidad plantea un reajuste de oficinas y quiere cerrar más de un centenar a principios de este año. Por su parte, EVO Banco planteó el pasado año cerrar el 90% de sus locales, 39 oficinas. Y la compra del Popular por parte del Santander también vaticina una oleada de cierres, que podría contarse por varios cientos, aunque el ajuste seguramente tardará algo más en llegar.

Loading...