China reduce ligeramente su crecimiento, al 6,8%

La economía china experimentó un crecimiento interanual del 6,8% en el tercer trimestre del año, una expansión que representa una leve desaceleración respecto del 6,9% registrado en los dos trimestres anteriores, según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística de China.

De este modo, en los nueve primeros meses del año, el PIB de China alcanzó los 7,58 billones de euros tras experimentar una expansión del 6,9%, dos décimas por encima del crecimiento registrado en el mismo periodo de 2016.

El cambio de modelo productivo impulsa “nuevos motores”

“La economía nacional creció de forma sostenida” durante el período julio-septiembre, señaló en rueda de prensa el portavoz del organismo, Xing Zhihong, quien destacó que hay “nuevos motores” económicos que “crecen rápidamente”. El país pilota desde hace más de un año un cambio de modelo económico, pasando de la producción para exportación como seña a otro que tenga a los servicios y la demanda interna como bases.

Concretamente, el sector primario registró un crecimiento entre enero y septiembre del 3,7%, mientras que la industria aumentó su producción un 6,3% y el sector servicios, que representa un 54% de la economía, un 7,8%.

La inversión crece el 7,5%y el impulso del inmobiliario el 8%

Las autoridades chinas se marcaron un objetivo de crecimiento económico de en torno al 6,5% para este año, aunque la pasada semana mostraron su seguridad de igualar e incluso superar esa cifra. El FMI, por su parte, prevé un alza del PIB del 6,8%.

Este jueves también se lanzaron otros indicadores económicos, como las ventas minoristas, que subieron un 10,4% a septiembre; la inversión en activos fijos se incrementó un 7,5% hasta septiembre; y la inversión en el sector inmobiliario aumentó un 8,1% en los tres primeros trimestres.

Loading...