Ciberataque a Cabify

Los taxistas de Barcelona cuentan con un nuevo aliado en la guerra que mantienen contra Cabify y Uber. Un hacker anónimo ha decido ponerse del lado de este colectivo realizando ataques informáticos a la empresa Cabify. El pirata informático ha creado más de un millón de falsos usuarios en menos de una semana con la finalidad de saturar los sistemas de la app en horas punta.

El hacker es un ciudadano anónimo que apoya a los taxistas barcelonenses porque, según él, defienden una “causa justa”. Asegura que su objetivo es luchar contra la “competencia desleal” que conllevan los servicios de alquiler de vehículos a este sector, que ya ha convocado diversas huelgas y parones a lo largo de los últimos años por la irrupción de estos servicios.

Anteriormente, el pirata informático afirma que se introdujo dos veces en el sistema con el propósito de delatar la posición de los vehículos de alquiler y trataba de averiguar “usos fraudulentos” de Cabify. Hace pocos días ha iniciado un nuevo ataque contra la empresa mediante la creación de millones de falsos usuarios que solicitan el servicio, con el fin de saturar la base de datos.

El hacker apoya a los taxistas porque considera que luchan por una causa justa

El que perpetra el ataque considera que los taxistas luchan por algo justo y por ello les apoya llevando a cabo este ataque digital. Su modus operandi consistía en el despliegue de 10 ordenadores virtuales mientras tan solo contaba con uno. Desde éste último hacía funcionar cinco emuladores del sistema operativo Android, el que Cabify identifica como un móvil. En apenas un minuto el ciberatacante consiguió crear 10 usuarios aleatorios.

Con este mecanismo funcionando sin interrupción desde hace varios días y con más usuarios ficticios creados, los “servidores se vuelvan locos”, asegura. La propia Asociación Representativa del Taxista Autónomo (RTA) ha colgado un video de Youtube en su web mostrando las hazañas del informático para dejar en evidencia que el hackeo es funcional.

En la página de la RTA se afirma que tras los primeros ataques Cabify ya ha empezado a adoptar medidas de seguridad en su servicio mediante actualizaciones para prevenir las simulaciones de ubicaciones falsas. Aunque el hacker, por su parte, ya tendría una puerta trasera: usar versiones antiguas de la app y deshabilitar las actualizaciones automáticas del software.

A pesar de todo, la RTA señala que solo pretende publicitar el proceso y no busca hacer apología a los ataques cibernéticos. La asociación recomienda a los taxistas de Barcelona que garanticen un buen servicio y la mejora de su calidad para aumentar la preferencia por el taxi.

La Vanguardia ha intentado contactar con la empresa, pero Cabify no ha querido aclarar qué afectación tiene el hackeo en su funcionamiento habitual en Barcelona.

La Asociación Representativa del Taxista Autónomo recomienda a los taxistas garantizar un buen servicio de calidad para aumentar la preferencia por el taxi

Loading...