Ciments Molins discute su marcha de Catalunya

Ciments Molins, primera cementera catalana, ha reunido esta mañana a su consejo de administración para tratar sobre el cambio de su domicilio social a Madrid. La compañía, cotizada en bolsa pero controlada por la familia Molins, discute el traslado por la búsqueda de la seguridad jurídica que ahora ve amenazada en Catalunya a raíz de la posible declaración de independencia.

El consejo la cementera está presidido desde el pasado mes de julio por Juan Molins Amat, de 75 años y miembro de la tercera generación de la empresa.

La empresa facturó el año pasado 691 millones de euros y obtuvo un beneficio neto de 64 millones

Fundada en 1928 por Juan Molins Parera, la empresa tiene su sede en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona). La familia Molins, muy ligada históricamente a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), es una de las grandes sagas familiares de Catalunya, con una fuerte implicación en la sociedad civil, desde el Cercle d’Economia al mecenazgo cultural y artístico.

Ciments Molins facturó el año pasado 691 millones de euros y obtuvo un beneficio neto de 64 millones. La compañía, que mantiene una presencia industrial importante en Catalunya, está fuertemente internacionalizada, con plantas de producción en Latinoamérica, Asia y el norte de África.

Loading...