Inicio Economía Claves de la huelga del sector del metal en Cádiz

Claves de la huelga del sector del metal en Cádiz




La huelga indefinida del sector del metal en Cádiz cumple una semana sin visos de desconvocarse en breve por las posturas encontradas de la patronal y los sindicatos en la negociación del convenio colectivo provincialLa clave es el importe de la subida salarial. Las centrales quieren que se garantice ya el poder adquisitivo y las empresas quieren dilatar la revalorización hasta mejorar su situación financiera.

¿Qué piden los sindicatos?

Los representantes de los trabajadores piden un incremento salarial del IPC para este ejercicio (en octubre la inflación se ha disparado hasta el 5,4 %), una subida del 2,5% más el IPC anual para 2022 y una del 3 % más IPC para 2023, para “no perder más poder adquisitivo” ante la subida de precios, junto a una rebaja de cuatro horas de trabajo al año.

¿Qué ofrece la patronal?

La Federación de Empresarios del Metal de Cádiz (FEMCA) propuso una subida de sueldos inicial del 0,5 % en 2021, un 1,5 % en 2022 y un 1,5 % en 2023. Luego mejoró la oferta con un incremento salarial del 2 % en 2021, otro 2 % en 2022 y un 2 % más en 2023 y planteó que al final de ese ejercicio se hiciera una revisión y se actualizaran los sueldos con respecto al IPC, con lo que los trabajadores podrían recuperar, dentro de dos años, el poder adquisitivo perdido.

¿Por qué los sindicatos no aceptan la oferta?

El 75 % de los empleos del sector del metal de la provincia son de carácter eventual, es decir no tienen un contrato indefinido, por lo que tres de cada cuatro de los trabajadores no llegarían a recuperar nunca el poder adquisitivo, según la propuesta de la patronal. Los sindicalistas explican que sus contratos duran pocos meses y que las familias tienen que afrontar ya el encarecimiento de la cesta de la compra.

¿Qué argumentan los empresarios?

Femca ve “inasumible” el coste del incremento salarial dada la situación financiera del sector del metal, afectada por la pandemia de coronavirus y consideran que no recuperarán «el músculo perdido» hasta 2023 o 2024. La patronal no considera viable la propuesta sindical, ante la inflación prevista, la subida de la luz y los combustibles. Los empresarios creen que las subidas planteadas conllevarían “la desaparición de la industria gaditana, que tendría que competir con la de otras provincias que parten de una situación más ventajosa”.

¿Cuántos trabajadores y empresas están afectados por esta huelga?

El secretario general de la Federación del Metal de UGT en la provincia de Cádiz cifra en 29.000 los trabajadores convocados al paro indefinido y en 5.600 las empresas afectadas, entre las que figuran tanto industrias auxiliares de las grandes factorías del ámbito naval y aeronáutico (Navantia, Airbus), como talleres mecánicos, de fontanería o de carpintería metálica.

¿Quiénes se están manifestando?

Son los trabajadores de pequeñas y medianas empresas que están sujetos al Convenio Provincial del Metal los que se han quedado sin paraguas legal desde su vencimiento en diciembre de 2020. Estos obreros son esenciales para el astillero de reparaciones de la capital gaditana porque este centro no cuenta con mano de obra directa y tiene que subcontratarla.

¿Por qué no atañe directamente a la plantilla de Navantia?

Los empleados del astillero están amparados por su propio convenio de empresa, que les ofrece mejores condiciones que el convenio provincial pendiente de negociación.

Publicidad