Inicio Economía Cómo se regulan los precios del alquiler en Europa

Cómo se regulan los precios del alquiler en Europa




Numerosos países de nuestro entorno han recurrido en los últimos años a distintas medidas para intentar poner coto a la escalada de los precios. El caso más conocido, quizá, es el de Alemania. En 2019 Berlín aprobó una ley que permitía topar las rentas, pero el pasado mes de abril el Tribunal Constitucional alemán tumbó la norma, argumentando que los parlamentos regionales de los Länder no tenían competencias para regular los precios de los alquileres, ya que se trataba de una competencia federal.

La ley Elan francesa permite a los ayuntamientos limitar las subidas un 20% respecto a un precio de referencia

En Francia, los tribunales también rechazaron la ley Alur, que permitía fijar límites a las rentas en zonas tensionadas, pero en el año 2019 el gobierno de Emmanuel Macron impulsó una nueva norma que contempla incluso multas para los propietarios que la infrinjan. La ley Elan permite ahora a los ayuntamientos limitar las subidas un 20% respecto a un precio de referencia basado en distintos criterios como el tamaño de la vivienda, su ubicación y su antigüedad. En París, por ejemplo, hay unos 80 barrios donde se está aplicando, aunque se trata de un proyecto experimental.

En el caso de Italia, los ayuntamientos pueden acordar precios máximos con asociaciones de propietarios e inquilinos, algo que hace el consistorio de Roma; y en Suecia se pacta también un precio de referencia del alquiler. En este último país el tema es tan sensible, que el intento de acabar con el control de precios provocó una crisis de gobierno este verano. El socialdemócrata Stefan Löfvenpuso sobre la mesa una reforma para liberalizar el mercado, pero sus socios de gobierno la rechazaron y se desató una tormenta política que desembocó en una moción de censura y que se llevó por delante al primer ministro.

Construcción de viviendas y alquiler social

Sin embargo, limitar los precios no es la única herramienta a la que recurren los países de nuestro entorno. En los últimos años, muchos de ellos han impulsado la construcción de viviendas sociales y han fomentado el alquiler social. “En toda Europa Occidental, el parque de viviendas sociales de alquiler es casi de un 10%, mientras que en España no pasa de un 2%”, explica en ‘Las mañanas de RNE’Julio Rodríguez, expresidente del Banco Hipotecario y miembro de Economistas Frente a la Crisis, que asegura que Países Bajos, Austria y Dinamarca son algunos de los países con más vivienda de alquiler social.

Portugal ha tratado de bajar los precios ofreciendo beneficios fiscales

Otros, como Portugal, han tratado de bajar los precios ofreciendo beneficios fiscales. El gobierno luso ha impulsado el Programa de Arrendamiento Accesible (PAA), una medida a la que los propietarios pueden adherirse de forma voluntaria y que pretende frenar la escalada de rentas, que se ven impulsadas por el auge de las viviendas turísticas. En Portugal, Alemania, Italia y Francia, además, los ciudadanos destinan una menor parte de su renta al alquiler o a la hipoteca que en España, según los últimos datos publicados por la OCDE.

En todo caso, estas medidas tampoco son la panacea. En Portugal muy pocos propietarios se han adherido al PAA, en Berlín cuando se toparon los precios salieron menos pisos al mercado y en Suecia la escasez de oferta provoca que haya lista de espera para acceder a un alquiler.

Publicidad