Daimler llama a revisión a 3 millones de Mercedes-Benz diesel en Europa para reducir emisiones

Daimler llama voluntariamente a revisión a 3 millones de Mercedes-Benz diésel en Europa para revisar el sistema de emisiones en medio del escrutinio del Gobierno alemán.“El debate público sobre los motores diesel está creando incertidumbre”, dijo el presidente ejecutivo Dieter Zetsche en un comunicado el martes. “Por lo tanto, hemos decidido tomar medidas adicionales para tranquilizar a los conductores de vehículos diesel y para fortalecer la confianza en la tecnología diesel”.

La medida costará a la compañía unos 220 millones de euros. El plan amplía una acción de servicio que comenzó en marzo en unos 274.000 coches compactos y también incluyó furgonetas de clase V. El Ministerio de Transporte de Alemania declinó inmediatamente hacer comentarios sobre el retiro.

La medida costará a la compañía alrededor de 220 millones de euros

La semana pasada, los ejecutivos de Daimler fueron convocados a una reunión en la que el ejecutivo de Berlín les pidieron explicaciones sobre su papel en las emisiones después de que varios motores usados en vehículos Mercedes-Benz superaran el nivel de emisiones.

Cientos de agentes de policía y fiscales participaron en las búsquedas en los sitios de Daimler en toda Alemania en mayo como parte de una investigación abierta a principios de este año. Las medidas afectan a prácticamente toda la totalidad de los coches diesel de Daimler en Europa con los llamados estándares de emisiones Euro-5 y -6, que recibirán una actualización. El plan también incluye un despliegue “rápido” de una familia de motores diesel completamente nueva, dijo el fabricante en el comunicado.

En 2015 Volkswagen admitió haber instalado softwares ilegales para evitar las normas de contaminación

Mercedes es uno de varios fabricantes de automóviles apuntados en un escándalo tecnológico que envuelve a la industria desde que Volkswagen AG admitió en septiembre de 2015 que instaló software para evitar las normas de contaminación. En aquél momento, la compañía admitió que equipaba sus vehículos con softwares ilegales que eran capaces de pasar las pruebas de control de emisiones pero que después superaban los límites en su uso diario. La multa por los cargos fue de 4.067 millones de euros.

Loading...