Del textil a los ciberriesgos

La correduría de seguros Jori Armengol cumple 125 años, especializada en el seguro de empresas. “Nacimos asegurando las grandes firmas textiles. Recuerdo de niño cuando los bomberos llamaban a mi abuelo para avisarle que se quemaba tal o cual fábrica, porque sabían que era él quien la aseguraba”, explica Ferran Jori, director general de la correduría. “Supimos adaptarnos e incorporar a las empresas de los nuevos sectores: las del metal, las de gran consumo, y sobre todo internacionalizarnos con ellas. Las textiles se quemaron y cerraron y ahora con la crisis han cerrado empresas de casi todos los sectores que no estaban internacionalizadas. Pero nosotros supimos avanzarnos y nos ha ido muy bien”, señala Jori, quinta generación ya de la saga familiar que encabeza ahora su padre, Amadeu, presidente de la empresa. Jori forma parte de Global Broker Network, la red de corredurías independientes más importante del mundo y de Astreos, especializada en crédito comercial. “Aseguramos a nuestros clientes en cualquier país del mundo”, señala.

La correduría cumple 125 años con unas ventas de 5 millones de euros y 37 millones de primas gestionadas

La correduría, especializada en seguros para empresas, intermedia 37 millones de seguros en primas, que le generan unos ingresos de 5 millones de euros anuales en comisiones, y un beneficio antes de impuestos del 13% sobre la facturación. “Empleamos a 50 personas, en nuestras oficinas de Barcelona y Madrid, profesionales muy especializados para cada ramo porque el seguro moderno ha alcanzado una gran sofisticación”.

Jori Armengol sigue asegurando daños materiales, como en sus inicios (“la semana que viene voy a Miami a ver los daños del huracán en nuestros asegurados”, señala), y tiene una posición destacada en el seguro de crédito, y en el de logística y transporte, pero incorpora ahora nuevos ramos, como el ciber crimen. “Con el ataque del virus wannacry se dispararon las primas, pero antes ya teníamos muchos clientes: no solo indemnizamos los daños sino que el seguro incluye atención de expertos informáticos para frenar el ataque sin dañar la empresa”. La firma participa incluso en una agencia de suscripción en Lloyd’s, el mayor mercado asegurador del mundo, “para colocar riesgos muy específicos para los que en España no hay mercado”. Los nuevos tiempos traen nuevos riesgos y la firma ofrece también seguros de responsabilidad civil, coberturas “D&O” contra posibles denuncias por negligencia para directivos y también seguros contra el riesgo de vicios ocultos en las cuentas de empresas en fusiones y adquisiciones. Otra cobertura novedosa es “ Crime”, para las empresas que son víctimas de fraudes y otros delitos, por parte de terceros o de sus propios empleados. “Las nuevas tecnologías abren la puerta a suplantaciones de personalidad por ejemplo, y están disparando los casos”, señala Jori.

Loading...