Inicio Economía Díaz: «Garzón ha explicitado lo que el Gobierno defiende»

Díaz: «Garzón ha explicitado lo que el Gobierno defiende»




La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha respaldado este miércoles al titular de Consumo, Alberto Garzón, por sus polémicas declaraciones sobre las macrogranjas de ganado, pues a su juicio es lo mismo que defienden el Gobierno de España y la Comisión Europea: un modelo de ganadería extensiva y sostenible.

«Quiero señalar que el señor Garzón no ha hecho más que explicitar lo que el Gobierno defiende y también la Comisión Europea», ha destacado la vicepresidenta en una entrevista en La Hora de la 1 de TVE, pues en sus «documentos públicos» defienden «un modelo de ganadería extensiva y, además, sostenible». Y esto, ha dicho Díaz, le genera una «pequeña preocupación»: «Creo que los procesos en los que a veces decimos cosas diferentes de nuestros documentos no son positivos: me parece que hay una distancia entre la política y la ciudadanía», ha insistido.

Un día más continúa la polémica por las declaraciones de Alberto Garzón al diario británico The Guardian, en el que criticaba que las «llamadas macrogranjas» españolas “contaminaban el suelo y el agua” y “exportaban carne de mala calidad de animales maltratados». Tanto PP, Ciudadanos y Vox como el sector cárnico pidieron su dimisión; su socio de Gobierno lo ha lamentado y ha calificado estas palabras como «desafortunadas», mientras que desde Unidas Podemos lo tachan de bulo y critican la postura del PSOE.

La propia Díaz, que ha evitado pronunciarse sobre las palabras de la parte socialista del Ejecutivo, ha abogado por ser «muy cuidadosos» y por «defender las posiciones del Gobierno», ya que ella misma -ha dicho- a veces defiende cosas que no comparte, pero es «demócrata» y «se debe a lo que el Gobierno señala», ha apuntado. No obstante, ha recalcado que la coalición goza de buena salud: «La derecha sueña con que se va a romper la coalición, pero ya le digo que no», ha añadido.

Y, respecto a los que piden la dimisión del ministro de Consumo, no solo los partidos de la oposición sino también algunos presidentes autonómicos socialistas, la vicepresidenta ha apuntado que sería «surrealista» que esto sucediera y ha recordado que durante su trayectoria en el Gobierno ha apoyado a ministros socialistas «ante posiciones muy duras de la oposición». «Sería surrealista que un ministro que está cumpliendo con el acuerdo de Gobierno y con la ciencia tuviera que dar algún paso», ha insistido.

«Un ruido que la ciudadanía no se merece»

La vicepresidenta ha dicho que el debate planteado por el ministro de Consumo es de «profundo calado», ya que «hablar de esto es hablar de un modelo de producción muy importante para nuestro país, hablar de la emergencia climática, de la salud pública y de la alimentación». Y, en este sentido, ha dicho que es partidaria «de que la ciudadanía conozca con respeto qué piensa el Gobierno sobre estos problemas de fondo».

«Muchas veces hablamos de un cambio en el modelo productivo de manera no concreta y hablar del cambio del modelo productivo es hablar de esto. Y supone muchos costes, restricciones, inversiones… me parece que es un tema intenso», ha subrayado.

Eso sí, siempre que estos debates se hagan, ha recalcado, «con serenidad y con respeto a la ciudadanía». «No hay ninguna razón aunque existan unas elecciones en una comunidad autónoma», en referencia a Castilla y León, «para que generemos un ruido que la ciudadanía no se merece».  «La ciudadanía se merece respeto, debates serenos, conocer las diferencias que podamos tener las fuerzas políticas, pero sabiendo que la ciudadanía es muy consciente de lo que pasa», ha sostenido la ministra.

Aboga por subir el salario mínimo entre 24 y 40 euros

La vicepresidenta segunda también se ha referido a la subida del salario mínimo para este año, cuya negociación ha dicho pasa por seguir el informe del comité de expertos, que recomendó una subida para 2022 de entre 24 y 40 euros. «El objetivo yo creo que está explicitado, hablo a través de documentos, en el comité de expertos», ha afirmado.

En septiembre pasado, en el acuerdo alcanzado solo con los sindicatos, se pactó la subida intermedia que los expertos habían recomendado para 2021 que eran 15 euros, lo que elevó el SMI a los actuales 965 euros brutos en 14 pagas. En esta ocasión, Díaz ha asegurado que la subida para este año no se llevará al Consejo de Ministros hasta que no concluya el proceso de diálogo social, y ha subrayado que se acometerá «con la convicción de que el salario mínimo es la principal herramienta para atajar la desigualdad».

Publicidad