Drops se alía con Sephora

Descubrir la manera como los millennials se relacionarán con los perfumes y la prioridad que tendrán en sus pautas de gasto es una de las muchas incógnitas con las que la industria del gran consumo y la del lujo afrontan la nueva generación de consumidores. En este contexto se enmarca el acuerdo que acaba de lanzar la cadena Sephora, propiedad del grupo francés de lujo LVMH, con la firma catalana Drops para lanzar una colección exclusiva de 24 perfumes que se han planteado como una experiencia de compra diferencial: de los nombres de cada fragancia a la personalización del envase y la etiqueta, con mensajes y hasta fotografías, explica Toni Cabal, perfumista y responsable del proyecto.

La colección de perfumes Drops by Sephora se ha empezado a vender esta semana en el recién reformado establecimiento de Sephora en el centro comercial Triangle de Barcelona, y en el de Puerta del Sol en Madrid. “Empezamos en España, y después se verá”, dice Cabal.

Drops nació en el 2014 de la alianza de Toni Cabal –propietario de Fragance Sciences, de Olesa, fabricante de fragancias para detergentes, jabones y perfumería fina, muy centrado en los mercados de Oriente Medio– con los publicistas Risto Mejide y Marc Ros. Cabal tiene un 70% de Drops, y sus socios, el 30% restante. Inicialmente, Drops arrancó como una cadena de perfumería low cost de autor, con cuatro tiendas en centros comerciales de Barcelona y un plan para crecer con franquicias. Pero actualmente sólo mantienen la de L’Illa y una en Andorra, porque “enseguida cambiamos de rumbo hacia el lujo”. Cabal explica que llegaron a un acuerdo con el grupo saudí de retail Tamkeen; actualmente tienen abiertas 6 Drops by Toni Cabal en Arabia Saudí, con la previsión de abrir otras 5 en los próximos meses, y planes para entrar en Dubái y Qatar. Además, este verano abre una Drops en Lituania.

En cuanto a negocio, la alianza con Sephora puede suponer un revulsivo importante. Según explica Cabal, en el 2016 Drops facturó 1,4 millones de euros. Por su parte, Fragance Science se situó en 7 millones en el 2016, según Cabal, que confía en duplicar este año hasta los 14 millones de euros.

El proyecto de fragancias Drops en exclusiva para Sephora, explica Cabal, “se ha desarrollado conjuntamente y parte de un cuestionario para identificar la forma de ser o el estado de ánimo del millennial”. Cada perfume tiene una identidad con etiqueta (#Iamaction, #Iamspirit) y están pensados para atraer a un público que busca experimentar más allá de comprar, para el que la publicidad convencional, la fábrica de sueños de la perfumería, no parece suficiente.

Loading...