Edesa-Fagor suspende pagos con deudas de 100 millones

Edesa Industrial, filial de CNA Group y heredera de la antigua cooperativa Fagor Electrodomésticos, ha presentado esta mañana la solicitud de concurso de acreedores en el juzgado mercantil de San Sebastián con unas deudas superiores a los 100 millones de euros.

La empresa, que estaba en preconcurso desde finales de junio, no ha podido llegar a un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda tras cuatro meses de negociaciones. Tras el reciente expediente de regulación de empleo (ERE) para 144 trabajadores, la plantilla está formada por 163 personas.

Negocia una salida con inversores

Fuentes de la firma aseguran que existen negociaciones avanzadas con potenciales inversores, que están dispuestos a asumir parte del negocio de Fagor. Si estas opciones se concretan en los próximos días, Edesa presentará una propuesta anticipada de convenio enseguida. La intención de CNA Group es apostar por la continuidad de Edesa, para lo que necesita la complicidad no solo de la banca sino de MCC, la corporación vasca propietaria de la marca Fagor.

La crisis de Edesa-Fagor, con tres factorías en Guipúzcoa, se arrastra desde hace años. La antigua cooperativa suspendió pagos en el 2013 y la unidad productiva fue adquirida en el marco del concurso por CNA Group, conglomerado del sector controlado por Jorge Parladé. Hasta hace unos días, tenía la sede en Torelló (Osona). Los planes para reflotar la empresa han fracasado y ahora, tras volver a los juzgados, urge una completa reestructuración para volver a intentar subsistir.

La supervivencia pasa por una reestructuración completa

Loading...