El Banco de España revisa al alza el crecimiento de la economía, hasta el 3,1%

El Banco de España ha revisado al alza tres décimas sus previsiones de crecimiento del PIB hasta el 3,1% para este 2017. En las proyecciones difundidas este martes, el organismo apunta que la subida se moderará hasta el 2,5% en 2018 y al 2,2% en 2019.

“Tras la modesta aceleración del PIB observada al inicio del año, la información disponible a la fecha de cierre de estas proyecciones sugiere que el producto podría registrar en el segundo trimestre un ritmo de avance algo superior al previsto hace tres meses”, afirma el Banco de España.

Hasta el momento, la proyección del banco central era del 2,8%, una décima por encima de la del Gobierno, aunque el ministro de Economía, Luis de Guindos, apuntó recientemente que se podría repetir la misma tasa de los dos años anteriores, cuando la economía española creció al 3,2%.

El Banco de España atribuye la mejora de las previsiones a una recuperación económica más acelerada de lo esperado tanto en el ámbito nacional como internacional, así como la bajada de los precios del petróleo y los menores tipos de interés. No obstante, espera que para los dos ejercicios siguientes el crecimiento se relaje hasta el 2,5% y el 2,2% respectivamente.

La tasa de paro se reducirá al 13% a finales de 2019, según el BdE

El organismo aprecia una prolongación de la fase de expansión de la economía española en el periodo 2017-2019 apoyada en tres factores: las ganancias de competitividad acumuladas desde el inicio de la crisis, el menor endeudamiento del sector privado y la persistencia de esas condiciones financieras favorables.

Ese ritmo de crecimiento vendrá acompañado de una mejora del empleo, con la previsión de que el paro se sitúe en el 16,5% este año y baje al 14,7% en 2018. Finalmente, se espera que sea a finales de 2019 cuando la tasa se coloque en el 13,2%.

El organismo calcula que el déficit público quedará una décima por encima de lo pactado con Bruselas

Respecto al déficit público, el banco central prevé que se reduzca este año hasta el 3,2% del PIB, una décima por encima de lo pactado con Bruselas, mientras que las proyecciones a partir de 2018 es que la cifra caiga por debajo del 3% del PIB.

En cuanto a la inflación, y tras el intenso repunte del índice de precios de consumo (IPC) a principios de 2017, se proyecta una ralentización en el resto del año que dejará la media en el 2% para moderarse al 1,3% en 2018 y al 1,6% en 2019.

Loading...