Inicio Economía El BCE anuncia una reducción en el volumen de sus compras

El BCE anuncia una reducción en el volumen de sus compras




El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado este jueves una reducción en su ritmo de compras de deuda pública y privada, aunque no será un freno total, debido a la mejora de las condiciones de financiación y, por ende, de la actividad económica, que continúan la senda positiva a raíz del avance de la vacunación.

«El Consejo de Gobierno considera que pueden mantenerse unas condiciones de financiación favorables con un ritmo de compras netas de activos en el marco del programa de compras de emergencia frente a la pandemia (PEPP) ligeramente inferior al de los dos trimestres anteriores», ha señalado el supervisor en un comunicado.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso – ¿Cómo afectaría a la economía una retirada de estímulos del BCE? – Escuchar ahora

En un momento en el que las economías europeas continúa mostrando síntomas de mejora, el organismo dirigido por Christine Lagarde ha decidido seguir con su política de financiación barata hasta marzo de 2022 y, en todo caso, «hasta que considere que la fase de crisis del coronavirus ha terminado».

Según ha apuntado, esta dotación puede «recalibrarse si es necesario» para mantener unas condiciones de financiación favorables que contribuyan a contrarrestar el impacto negativo de la pandemia en la senda de la inflación. No obstante, ha avisado de que no se tienen por qué agotar los 1,85 billones de euros si las condiciones de financiación de la eurozona son favorables.

Asimismo, las compras netas en el marco del Programa de Compras de Activos (APP, por sus siglas en inglés) -anterior a la pandemia- continuarán a un ritmo mensual de 20.000 millones de euros. Estas compras de bonos proseguirán «durante el tiempo que sea necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tipos de interés» y finalizarán poco antes de que el BCE comience a subirlos.

Los tipos continúan en el mínimo histórico

En su última reunión, celebrada en julio, el BCE incorporó los cambios realizados en su estrategia de política monetaria y aseguró que mantendría los tipos de interés incluso aunque los precios superaran su objetivo del 2 %, al considerar que dichos incrementos pueden ser puntuales.

En este sentido, el supervisor ha decidido mantener sin cambios los tipos de interés de referencia para sus operaciones de financiación, que se sitúan en el 0 %, alcanzando en mínimos históricos. Mientras, la tasa de facilidad de depósito -porcentaje que cobra a los bancos por el exceso de reservas a un día- continuará en el -0,50 % y la tasa de facilidad de crédito -cifra que cobra por prestarles a un día- seguirá en el 0,25 %.

El PIB de la eurozona escalará hasta el 5 % en 2021

Durante una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Lagarde también ha anunciado una mejora en las previsiones económicas tanto para este año como para 2022 y 2023. En este sentido, el BCE prevé que que el PIB de la eurozona cierre 2021 en el 5 %, lo que implica una mejora de hasta cuatro décimas respecto a su anterior estimación de junio. Según Lagarde, y si se cumplen estas cifras, la actividad económica debería «superar su nivel prepandémico» a finales de año.

También son positivas las sendas marcadas para los dos próximos años. Mientras que en 2022 el PIB se situará en el 4,6 %, según el supervisor, en 2023 lo hará en el 2,1 %. En este caso, el organismo rebaja una décima la cifra la estimación para el próximo año y mantiene la previsión para 2023.

No obstante, la presidenta ha destacado que, si bien «el impacto de la pandemia es menos duro», la variante delta podría retrasar la apertura total de la economía en los próximos meses.

Publicidad