El BCE debatirá este jueves sobre su política monetaria ultraflexible

El Banco Central Europeo (BCE) probablemente refuerce algunas de sus proyecciones económicas el jueves y podría debatir si modificar su compromiso de mantener el dinero en su actual nivel ultraflexible, pero terminará por reafirmar su postura política.

En una reunión apenas seis semanas después de acordar reducir a la mitad la compra de activos, es probable que los responsables económicos argumenten que el crecimiento continúa mejorando, pero que aún se necesitan costes de financiación ultrabajos para elevar la inflación ya que la recuperación sigue dependiendo de los créditos bancarios. “La reunión del BCE será una oportunidad para reafirmar las expectativas de una política monetaria flexible en los próximos años”, dijeron analistas de Mizuro en una nota a clientes.

Medidas para el crecimiento

Aún así, los políticos seguirán presionando al presidente del BCE, Mario Draghi, para que prepare a los mercados para el fin de las compras de activos en algún momento del próximo año, apostando por cambios graduales en el mensaje del banco para tomar una decisión formal que a mediados de año termine con el plan de inversión de 2,55 billones de euros en compra de bonos.

Habiéndose enfrentado a cinco años de estancamiento o caída de los precios, el BCE ha desplegado todo su arsenal de políticas, recortando tipos a negativo, otorgando a los bancos préstamos baratos y eliminando bonos, todo con la esperanza de impulsar el crecimiento y reavivar la inflación.

Recuperación de la zona euro

Su trabajo ha dado sus frutos ya que es el quinto año de recuperación de la zona euro gracias a la creación de nueve millones de puestos de trabajo y que parece comenzar la convergencia económica entre los países periféricos más pobres como Italia y Grecia, y los más ricos del bloque.

La racha de crecimiento está alimentando las opiniones entre los responsables políticos más conservadores de que el trabajo del BCE está cercano a su final, por lo que debería dar un paso atrás, dejar que otros hagan el resto y conservar su poder después de que la crisis haya puesto a prueba sus límites.

Las expectativas

“Hasta los más flexibles en el BCE se sentirán incómodos al extender la compra de activos más allá de septiembre del 2018” dijo el economista de Berenberg Florian Hense. “Nosotros, por lo tanto, esperamos que el BCE dé pequeños pasos hacia el final, comenzando con ajustar gradualmente su orientación a lo largo de los primeros nueve meses de 2018”.

El BCE publica su decisión política a las 1245 GMT, seguida de la conferencia de prensa de Draghi a las 1330 GMT. Los analistas consultados por Reuters esperan unánimemente que los intereses se mantengan sin cambios y que las compras de activos continúen en 30.000 millones de euros en el mes desde enero.

Loading...