Inicio Economía El colapso del transporte marítimo obliga a buscar soluciones

El colapso del transporte marítimo obliga a buscar soluciones




Desde hace varios meses, fábricas y comercios viven una escasez de suministros y también un encarecimiento de los mismos. Una crisis mundial efecto de la pandemia a la que se buscan soluciones.

Una crisis de suministros mundial provocada por el cierre de puertos y fábricas en China debido a la pandemia y el aumento de las compras por internet. Varios factores que han colapsado el transporte marítimo.

La mercancía no ha podido salir meses atrás 

“Ahora estamos viendo ese cuello de botella, con toda la mercancía que no ha podido salir meses atrás y que intenta salir ahora” destaca Susana Val, directora de Zaragoza Logistic Center (ZLC).

La crisis de suministros, paso a paso

El 90% de las mercancías se transporta por vía marítima en contenedores que sufren retrasos y que han encarecido su precio.

El precio medio de un contenedor era de unos 2.000 dólares

Antes de esta crisis, “el precio medio de un contenedor era de unos 2.000 dólares y ahora estamos hablando de una media de unos 12.000 dólares o incluso más» añade Val.

Alternativas al transporte por barco

Como alternativa al transporte por carretera, una empresa de Zaragoza realiza el trayecto España-China en aproximadamente unos 20 días.

Marcotran Group lleva un año realizando viajes a China para atender las demandas de sus clientes que necesitan una solución ante el desabastecimiento de mercancías por el colapso del transporte marítimo.

La demanda de estos servicios ha aumentado en los últimos meses por las ventajas que ofrece frente a otras alternativas como el avión o el tren.

“El camión no tiene tanto tiempo de espera como puede ser el envío por avión o por tren y no condena la mercancía, de manera constante» destaca Rut Garcia, responsable de marketing y comunicación de Marcotran Group. 

«Ante huelgas que puede haber en el tren, no puedas sacar la mercancía, no puedes darle un tránsito mayor» señala García.

Algo que si permite el camión combinando diferentes rutas para traer los productos más necesitados, como son componentes de automoción, textil o productos para el comercio electrónico.

Un aumento de la demanda que se traduce en 20 envíos de mercancías desde China cada semana.

«El tiempo estimado son 20 días, pero siempre te puede pasar algo en la carretera, siempre. Se te puede estropear el camión y son más días fuera. o el cargador no te carga porque no tiene la mercancía» , destaca uno de los camioneros de la empresa, Kais Shahrouri. 

Publicidad