El comité de La Naval exige al Gobierno vasco que tome el control del astillero

El comité de empresa de La Naval de Sestao, que próximamente entrará en concurso de acreedores, ha exigido al Gobierno vasco que “tome el control” del astillero y ha pedido “responsabilidades” a los accionistas mayoritarios por la gestión de “los últimos 10 años”, que, en su opinión, ha llevado a la compañía a la actual situación.

En rueda de prensa celebrada en el exterior del astillero, el presidente del comité de empresa, Pedro González, y el secretario de este órgano, Juanjo Llorden, han criticado duramente al Ejecutivo central, al que han acusado de ser responsable de este “fracaso industrial y empresarial” tras proceder a la privatización de la compañía en 2006. Asimismo, acusan al Gobierno vasco de haberla consentido pese a su compromiso de poner en marcha “un plan industrial y a participar en la gestión de forma activa”.

Critican a los accionistas por haber usado el astillero como “un medio para enriquecerse”

También han arremetido contra los accionistas mayoritarios, Ingeteam y Murueta, a cuyos responsables ha acusado de mantener “sin control” la empresa en la última década, y utilizar el astillero “como un medio para enriquecerse, pensando más en sus empresas vinculadas y endeudando La Naval hasta llevarla a la quiebra”.

El presidente del comité ha recordado que Ingeteam y Murueta, aún siendo accionistas mayoritarios, “se borraron” y no acudieron a la ampliación de capital y, “de repente, ahora reaparecen y nos meten en este embolado”.

Los trabajadores anuncian un encierro desde la tarde del miércoles a la del jueves

El comité ha anunciado que llevará a cabo un encierro en La Naval desde las seis de la tarde del próximo miércoles, hasta el jueves a la misma hora, fecha en que prevén reunirse con los accionistas de la compañía para recibir “las explicaciones” necesarias y conocer la situación real de la compañía. “Esperamos que nos digan algo y qué piensan hacer para solucionar esta situación porque el tiempo corre”.

En el comunicado, la plantilla exige la creación de una mesa de negociación compuesta por los Gobiernos español y vasco y el propio comité para “la búsqueda de una solución de estabilidad y futuro para La Naval.

El Gobierno Vasco reconoció que la privatización supondría la quiebra del astillero

Los portavoces sindicales han recordado al Gobierno Vasco que cuando el astillero fue privatizado, “firmó con el comité de empresa de entonces una declaración conjunta donde se manifestaba que La Naval quedaría, con aquella privatización, condenada a un proceso de quiebra, liquidación y cese y que su continuidad pasaba por mantener el astillero en el grupo público”.

Asimismo, han anunciado que la próxima semana llevarán a cabo una manifestación que arrancará de la sede del astillero y concluirá en Santurtzi, para lo que han pedido “comprensión, solidaridad y apoyo” a la población y a quienes “crean, como nosotros que el futuro y el empleo se defienden creando riqueza social y económica, manteniendo el tejido industrial y no destruyéndolo”.

Loading...