Inicio Economía El coste de las emisiones de deuda cerró en 2021 en negativo

El coste de las emisiones de deuda cerró en 2021 en negativo





Tipos de interés en una subasta

En una subasta de deuda, el Tesoro clasifica las ofertas que recibe por los títulos que emite (letras, bonos y obligaciones). Entonces elige los intereses más bajos para pagar lo menos posible.

Desde la puja más baja, el Tesoro acepta ofertas en varias fases hasta completar su objetivo de colocación en esa subasta (por ejemplo, entre 1.000 y 2.000 millones de euros).

El tipo de interés marginal es el de la puja más alta aceptada. El tipo de interés medio se calcula haciendo la media de todas las ofertas aceptadas.

El coste medio de las emisiones de deuda realizadas por el Tesoro Público español en el conjunto de 2021 ha sido negativo por primera vez en la historia al situarse en el -0,04 %, un rendimiento que implica que los inversores están pagando al Gobierno por mantener sus bonos.

Así lo ha señalado este lunes el secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos Cuerpo, que ha presentado la Estrategia de Financiación del Tesoro para 2022, la cual «parte de un escenario prudente», en el que las emisiones netas alcanzarán los 75.000 millones de euros, en línea con las de 2021, que se situaron en 75.138 millones. Eso quiere decir que el pasivo del Estado aumentará en esa cantidad.

Y es que, de los 100.000 millones que iba a pedir a los mercados, España renunció a emitir 25.000 millones gracias a que la llegada de fondos europeos y la mejora de la recaudación tributaria. Según los Presupuestos Generales del Estado, para este 2022 se prevén unos ingresos de 20.225 millones provenientes de este instrumento y otros 27.633 millones de gastos financiados con dichos fondos.

No obstante, en función de la materialización de estas previsiones, se podrán producir ajustes en el programa de financiación a lo largo del año, ha explicado el Tesoro.

Por su parte, las emisiones brutas, que tienen en cuenta también las amortizaciones, quedarán en unos 237.500 millones, lo que supone un 10 % menos, debido al menor volumen de amortizaciones. «Algo especialmente importante» según el Tesoro, ya que facilitará la adaptación del programa de emisión a la reducción del volumen de compras de deuda del Banco Central Europeo (BCE), una vez concluya su programa de compras de emergencia frente a la pandemia en marzo.

Comienza la amortización del préstamo del MEDE

Por otro lado, en 2022 comienza la amortización del préstamo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) acordado en 2012 para la recapitalización del sistema financiero. Así, de los 41.333 millones de euros iniciales, España ha amortizado ya anticipadamente 17.612 millones, y está previsto que los 23.721 millones restantes se amorticen en desembolsos anuales entre 2022 y 2027. El Tesoro ha detallado que toda la financiación neta se obtendrá a través de la emisión de instrumentos a medio y largo plazo.

Los vencimientos a medio y largo plazo se reducirán cerca de un 28 % con respecto a los de 2021, hasta los 68.088 millones de euros, por lo que en términos brutos, su emisión ascenderá a 148.088 millones de euros. Mientras que la emisión neta de Letras del Tesoro será negativa en 5.000 millones, por lo que la emisión bruta será inferior a los vencimientos, que ascenderán a 94.410 millones de euros.

El Tesoro mantendrá en 2022 su estrategia de reducción de costes financieros, y alargamiento de la vida media de la cartera en circulación. Asimismo, ha asegurado que realizará de sucesivas reaperturas del bono verde emitido en 2021 en los próximos años hasta alcanzar un volumen similar al del resto de referencias de la curva del Tesoro.

Publicidad