El euro avanza una posible subida de tipos y supera los 1,21 dólares

El euro suma y sigue, también este año. Tras un espectacular 2017, que empezó con la amenaza de caer hasta la paridad con el dólar y acabó al borde de los 1,2 dólares, la moneda única alcanzó ayer máximos desde diciembre del 2014 y llegó a cambiarse por 1,2151 dólares. La fortaleza del euro coincide con el buen momento de la economía europea, cuyas perspectivas de crecimiento son cada vez más sólidas. Además, la sombra de la inestabilidad política sobre Alemania –la locomotora de la eurozona– parece disiparse con los avances en las negociaciones entre Angela Merkel y los socialdemócratas, ya muy cerca de renovar la gran coalición.

Así las cosas, se despeja el panorama para que Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), avance en su plan de retirada progresiva de los estímulos. El programa de compra de deuda soberana iniciado en el 2015 está previsto que finalice en septiembre de este año. Hasta hace poco, había casi unanimidad entre los analistas de que era muy probable una nueva prórroga. Ahora, ya hay más dudas. La primera subida de tipos de interés, que se situaba en el muchos casos para mediados del 2019, podría también adelantarse.

Todo esto es lo que está llevando en volandas al euro en los últimos días. La moneda común se fortaleció ayer por tercer día consecutivo después de hacerse público un acuerdo preliminar para negociar un gobierno de coalición en Alemania. En el mercado se especula con que el BCE prepara otra reducción del estímulo monetario en alguna de sus próximas reuniones –no en la más cercana, prevista para el 25 de enero– tras la fuerte recuperación de la economía de la eurozona. Ahora, la cotización del euro frente al dólar lleva implícita, según los analistas consultados por Bloomberg, un 74% de probabilidades de un incremento de 10 puntos básicos de los tipos del BCE en diciembre y ya han incorporado dos aumentos para junio del año próximo.

Los bonos de Estados Unidos a dos años se sitúan por primera vez en casi una década por encima del 2%

“Es una continuación de la tendencia observada ayer (por el jueves) y se ha fortalecido esta mañana (ayer) al acercarnos a importantes niveles técnicos”, dijo Thu Lan Nguyen, estratega cambiario de Commerzbank AG en Frankfurt. “No sé con certeza si esta tendencia ascendente continuará, pero creo que por lo menos a muy corto plazo no habrá una rápida corrección a la baja”.

La rentabilidad del bono de Estados Unidos a 2 años supera el 2% por primera vez desde Lehman La última vez que los inversores pudieron ver la rentabilidad del bono estadounidense a dos años por encima del 2% fue el 30 de septiembre del 2008, apenas dos semanas después de la quiebra del banco de inversión, el icono de la crisis financiera más devastadora en décadas.

En este movimiento también habría tenido mucho que ver los datos de inflación conocidos hoy en la primera potencia mundial. El índice de precios al consumo (IPC) creció un 0,1% en diciembre y dejó la inflación total de 2017 en el 2,1%, informó ayer el Departamento de Trabajo. La cifra coincide con las previsiones de los analistas y sitúa la inflación en torno a la meta anual del 2% marcada por la Reserva Federal (Fed), con lo que se espera que el organismo mantenga el ritmo de subidas de tipos a todo gas este mismo año.

Tras conocerse la cifra, el precio de los bonos del Tesoro estadounidense a todos los plazos cayeron con fuerza, y según los datos recopilados por Bloomberg, el diferencial entre la rentabilidad en los vencimientos a 5 y 30 años se ha estrechado notablemente, acercándose a su nivel más bajo también desde el 2007. Nadie quiere hablar de la tan temida corrección, pero ya hay avisos.

Loading...