Inicio Economía El FMI anuncia su «plena confianza» en Kristalina Georgieva

El FMI anuncia su «plena confianza» en Kristalina Georgieva




El consejo de administración del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anunciado este martes que renueva su «plena confianza» en Kristalina Georgieva, que se mantendrá como directora gerente de la institución a pesar de las acusaciones que pesan sobre ella de ofrecer un presunto trato de favor a China durante su gestión al frente del Banco Mundial.

Los órganos de gobierno de la institución han considerado que la información presentada en el curso de la investigación no llevaba a la conclusión de un «papel inapropiado» para la economista búlgara. Por su parte, Georgieva ha acogido inmediatamente la decisión, afirmando que las acusaciones eran «infundadas».

El órgano de gobierno del FMI se reunió este domingo, tras haber mantenido a lo largo de la semana pasada encuentros por separado con la propia economista búlgara para conocer su versión acerca de las acusaciones, así como con representantes del bufete de abogados WilmerHale, responsable de la auditoría encargada por el Banco Mundial sobre las presuntas presiones de la dirección.

Presiones para cambiar datos de China

El Banco Mundial decidió cancelar de forma indefinida su popular informe Doing Business debido a que la revisión externa concluyó que varios altos cargos de la institución realizaron presiones al personal del organismo para mejorar la posición de China en los rankings de las ediciones de 2018 y de 2020.

El informe acusa directamente al entonces presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y a la consejera delegada de la entidad, en ese momento Kristalina Georgieva. Según el documento, la ahora directora gerente del FMI presionó al personal del Banco Mundial para realizar «cambios específicos» en algunos datos de China para elevar su puesto en la clasificación.

En el equipo responsable de Doing Business existía una «cultura tóxica» y «miedo a las represalias» que pudieran existir. «Los empleados sentían que no podían desafiar una orden del presidente o de la consejera delegada sin arriesgarse a perder sus empleos», refleja el informe.

Georgieva subrayó tras leer la acusación que estaba «profundamente» en desacuerdo con las conclusiones e interpretaciones del informe.

 

Publicidad