El FROB pierde 1.693 millones en 2016 por la depreciación de sus participaciones

El FROB, el fondo de rescata de las entidades del sector financiero, cerró 2016 con unas pérdidas de 1.693 millones de euros por la depreciación de 1.380 millones de euros de su participación en BMN y BFA –matriz de Bankia-. En 2015 la pérdida ascendió a 1.500 millones.

La entidad ha acabado el año con un agujero patrimonial de 1.609 millones, lo que ha obligado al Estado a salir a su rescate con la conversión en capital de un préstamo concedido a la sociedad por 3.000 millones de euros. No hay inyección de fondos públicos.

Agujero patrimonial de 1.600 millones

Con esta conversión, se reduce el pasivo del FROB y aumenta la partida de Fondo patrimonial por ese mismo importe, con lo que el saldo del patrimonio neto del FROB ascenderá a un importe positivo de 1.391 millones de euros tras la aprobación de las cuentas.

Y es que las cuentas anuales del FROB reflejan un activo de 14.354 millones de euros, un pasivo de 15.963 millones de euros y, tras las pérdidas del ejercicio, un patrimonio neto negativo de 1.609 millones de euros.

La fusión BMN-Bankia lastra las valoraciones

En las cuentas de 2016 se reconoce una pérdida de 916 millones en BMN por la valoración que Bankia ha hecho del banco, de tan solo 825 millones de euros, lejos de los 1.453 millones en los que el FROB la valoraba.

En el caso de BFA, la matriz de Bankia participada al 100% por el Estado, el FROB asume un deterioro de 474 millones fundamentalmente por la reducción de las plusvalías en las carteras de renta fija del grupo.

Además, el fondo público que preside Jaime Ponce se ha anotado una pérdida de 155 millones por la participación en Sareb, el banco malo, después de que redujera su capital para compensar sus números rojos y convirtiera en capital parte de la deuda subordinada en manos de sus accionistas.

Loading...