Inicio Economía El Gobierno propone nuevas cuotas de autónomos

El Gobierno propone nuevas cuotas de autónomos




El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha presentado este jueves una propuesta para reformar el sistema de cotización de los autónomos en función de sus ingresos, que se aplicaría a partir del año 2023. 

Las organizaciones de autónomos se han reunido con el Ministerio para retomar las negociaciones. En la reunión, el departamento liderado por José Luis Escrivá ha planteado un sistema que consta de 13 tramos diferentes en base a los rendimientos, que van desde menos de 600 euros al mes hasta los 4.050 euros.

El nuevo modelo supondría una cuota mínima de 183 euros mensuales para los autónomos con menos ingresos y de 1.266 euros para aquellos que superen el tope fijado en el último tramo. También incluye mantener una tarifa plana reducida de 70 euros durante los primeros dos años y se focaliza en las personas con rendimientos inferiores al SMI para apoyarlas en el inicio de su actividad.

El plan, que todavía está en proceso de negociación con los agentes sociales, se aplicaría de forma gradual durante nueve años a partir de 2023, aunque cada tres años se evaluaría la situación. Según el Gobierno, supondrá un ahorro para dos de cada tres autónomos.

De acuerdo a los cálculos de Seguridad Social, para los autónomos que tienen rendimientos inferiores a 600 euros mensuales el nuevo sistema supone un ahorro de 1.300 euros al año en cuotas; mientras que para los que tienen entre 600 y 900 euros de rendimientos, y que suponen una parte muy importante de este colectivo, el ahorro sería de 1.300 euros anuales.

Trata de revertir un «sistema injusto»

La nueva estructura se ajusta a un modelo de cotización por ingresos reales que trata de revertir un «sistema injusto» en el que los trabajadores con rendimientos inferiores pagan una cuota similar a la de otros con rendimientos superiores.

La flexibilidad del nuevo sistema, según el Ejecutivo, permitiría que cada trabajador adapte sus cotizaciones en los momentos de mayores y menores beneficios y en función de previsiones de rendimientos, con la posibilidad de modificar su elección seis veces a lo largo del año para ajustarla a sus rendimientos.

De este modo, los que cotizarían más y, en consecuencia, recibirían más prestaciones son en gran medida societarios, que también se benefician de más deducciones.

Críticas y optimismo entre las organizaciones de autónomos 

Los organismos han celebrado la vuelta al diálogo con el Gobierno y algunas han valorado de forma positiva la propuesta. No obstante, en las negociaciones también se han observado posiciones más duras con el nuevo sistema.

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha expresado la necesidad de impulsar un nuevo sistema de cotizaciones de autónomos «más justo y solidario para los más de tres millones de autónomos y autónomas que cuentan con el régimen actual». En este sentido, la organización considera «especialmente positivo» el compromiso firme del Gobierno en que esta propuesta salga adelante.

Sin embargo, ha trasladado la necesidad de acortar los plazos fijados del régimen transitorio, ya que a efectos de UATAE quienes menos ingresan «no pueden esperar nueve años para que la situación del régimen actual se modifique hasta alcanzar pagar una cuota justa».

Por su parte, el presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, ha señalado que a falta de conocer la letra pequeña del acuerdo, «la música suena bien». «El objetivo para nuestra organización, sin duda alguna, está conseguido, que es que este nuevo sistema devuelva la justicia contributiva a un sistema como el de la cotización de la Seguridad Social», ha remarcado.

Frente a estas posiciones, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha criticado la propuesta del Gobierno y ha indicado que «no tienen ni idea de lo que es ser autónomo».

«El Gobierno quiere que un autónomo que facture 2.300 euros al mes y no tenga gastos pague en 2031 el doble de cotización que ahora, que un periodista autónomo, por ejemplo, que facture 3.000 euros pague el triple dentro de tres años. Esto es una locura. No tienen ni idea de lo que es ser autónomo«, ha denunciado en su cuenta de Twitter.

La próxima reunión para seguir con el diálogo sobre el sistema de cotización será el próximo lunes.

El pasado mes de mayo, el Ministerio ya presentó otra propuesta para el 2022 con cuotas que oscilarían entre un mínimo de 90 euros y un máximo de 1.220 euros al mes, aunque calculaban que no produciría «efectos económicos hasta 2023». En ese momento se establecería una cotización intermedia por tramos que terminará de cristalizar de forma progresiva en un máximo de nueve años.

Publicidad