El Gobierno refuerza la presencia de la Guardia Civil en El Prat para acabar con el caos

El Gobierno reforzará a partir de este lunes la presencia de la Guardia Civil en las líneas de los controles de seguridad del aeropuerto de El Prat para evitar las aglomeraciones y las colas que se dan por la huelga de los empleados de Eulen, la concesionaria. La Generalitat de Catalunya ha ofrecido a los Mossos d’Esquadra para reforzar los despliegues.

Es una maniobra de última hora ante el inminente paro total e indefinido que arrancará el lunes. No se ha precisado el número de oficiales que se incorporarán, ya que deberá concretarse la necesidad y algunos deberán recibir formación.

Es una maniobra de última hora ante el inminente paro total e indefinido que arrancará el lunes

“La actitud de unos –los huelguistas- puede poner en riesgo la seguridad. La responsabilidad de la Guardia Civil está en evitar que se pueda dar cualquier problema de este tipo”, afirmó el ministro de Fomento , Íñigo de la Serna , tras la reunión del ‘Comité de crisis’ formado por Gobierno, Aena y aeropuerto que se ha celebrado hoy en Barcelona. La idea base es que no se ponga en riesgo la seguridad o el control de las terminales, argumentó.

La otra línea de actuación será empezar a realizar informes para determinar cómo podría establecerse un laudo de arbitraje obligatorio para el fin del conflicto. “Es una vía que se abre”, dijo De la Serna, “para actuar en consecuencia si se determinara”. La Abogacía del Estado realizará dichos informes.

Otra línea de actuación es determinar cómo podría establecerse un laudo de arbitraje obligatorio

Siempre con tono duro, De la Serna cargó contra la actitud durante la huelga. Dijo que “el escenario no es nada favorable, nada halagüeño”, sobre todo de cara a lo que se viene, con la huelga total de 24 horas. “La voluntad es que se pudiera alcanzar un acuerdo antes del lunes… Pero hay que ser realistas”, dejó caer con pesimismo. “Las expectativas que existen sobre una huelga mucho más dura no son buenas”, reiteró.

Sobre la votación en la que los trabajadores rechazaron el acuerdo con la empresa , planteó que se decidieron “propuestas que nunca han formado parte de la negociación”. “Jamás vi algo semejante”, añadió. Lo calificó de “esperpéntico” y “una falta de respeto absoluta” a la mediación.

Con las actuaciones, el Gobierno pretende “llevar a la normalidad” la infraestructura clave. Enumeró que en estos días se han dado “daños al conjunto de los españoles y turistas”, con “miles y miles” de afectados y un golpe a la imagen de Barcelona y España. Resaltó que siempre la voluntad de los huelguistas ha sido provocar “cuanto más daño mejor”, algo que “no invita a la conciliación”. Con las opciones cerradas, la Guardia Civil será la respuesta.

De la Serna cargó contra la actitud durante la huelga

Loading...