El Gobierno revisará al alza el 3% de previsión de crecimiento del 2017

Los últimos datos sobre el crecimiento, que dan cuenta de una cierta aceleración, llevarán al Gobierno a revisar al alza sus previsiones para el 2017. El INE confirmó ayer el incremento del PIB en el segundo trimestre adelantado del 0,9% intertrimestral y del 3,1% interanual. Tras conocerse estos resultados, el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció que el mes que viene se actualizará la cifra, actualmente fijada en el 3%. La nueva, precisó sin dar más detalles, será “lo más realista posible” y, tal y como acostumbra el Ejecutivo, igualmente “prudente y cauta”.

Guindos recordó que “el consenso del mercado está por encima (del 3%), eso lo tendremos en cuenta y se concretará en las próximas semanas cuando presentemos el cuadro macroeconómico con los presupuestos del 2018”. El ministro destacó que los datos de los primeros seis meses, anualizados, apuntan a un crecimiento “muy fuerte” del PIB, próximo al 3,5%, “equilibrado” y con una aceleración respecto al 2016 y un “diferencial” respecto a la UE y la zona euro, que elevaron sus economías en un 2,3% y un 2,2%, respectivamente.

El PIB, con una tasa de variación interanual del 3,1%, recupera por fin los valores del 2008

No hay nubarrones a la vista en este escenario positivo, a juicio de Guindos. La situación política de los últimos tiempos, marcada por la larga interinidad del Gobierno, en el 2016, y el proceso catalán, en el 2017, no han afectado a la recuperación. Y los atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils, tampoco, al menos por ahora, según el ministro. “La información que tenemos es que el impacto turístico a corto plazo no está siendo especialmente relevante, a eso ha ayudado la normalidad que se ha visto”, dijo el titular de Economía. De todos modos, a escala más global, recordó que en otros atentados graves, como el del 11-M del 2004 en Madrid, sí “hubo un cierto impacto, pero la economía rápidamente se recuperó”.

En casi cuatro años de crecimiento, España ha recuperado los niveles de renta precrisis, los de hace nueve años (véase gráfico). El PIB agregado de los últimos doce meses, de 1,13 billones de euros, ya es mayor que el del 2008, de 1,12 billones. Queda, no obstante, por recuperar lo que se ha dejado de crecer en los cinco años de recesión, que, en condiciones normales, hubiese sido entre un 15% y un 20% más.

El ministro avisa que no saldremos de la crisis si no se crean 1,5 millones de empleos en dos años

La demanda interna aportó 2,4 puntos porcentuales de los 3,1 totales de crecimiento interanual. El alza del consumo de los hogares se mantiene en el 2,5% en los últimos doce meses y la inversión sigue siendo el componente más dinámico con un incremento del 3,4%, aunque se ha desacelerado en medio punto respecto al trimestre anterior. La de bienes de equipo es la más activa (+4,1%, 1,3 puntos menos). La de la construcción aumentó una décima, hasta el 3%. La demanda externa contribuyó con 0,7 puntos. Pese al fuerte crecimiento económico, el sector exterior sigue sumando. Lo lleva haciendo por quinto trimestre consecutivo, algo que no se había dado en otros ciclos expansivos en España.

Este escenario de fuerte crecimiento se traslada a la creación de empleo, que se ha acelerado tres décimas respecto a la del trimestre anterior. La estimación de Economía es que se han creado 480.000 nuevos puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en el último año. Guindos destacó esta cifra, pero recordó que la renta de los asalariados suponía antes de la crisis el 49% del PIB y ahora se sitúa dos puntos por debajo. La razón, explicó, es que hay un 11% menos de trabajadores por cuenta ajena, por lo que “no tiene que ver con la evolución de los salarios (en respuesta a las críticas sobre la precariedad y los bajos sueldos), sino del empleo”.

La recuperación del empleo es la prioridad del Gobierno, subrayó Guindos. El país “no saldrá definitivamente de la crisis hasta que se generen 1,5 millones de puestos de trabajo más” en los próximos dos años. “Si no continuamos con la creación de empleo, seguro que el PIB se desacelerará –alertó–, surgirán dudas sobre la confianza de la economía española y tendremos un impacto negativo sobre el crecimiento”.

Loading...