Inicio Economía El Gobierno Sánchez se compromete con el vasco al traspaso del IMV...

El Gobierno Sánchez se compromete con el vasco al traspaso del IMV con carácter indefinido

Garamendi cree que "no existe voluntad de impulso en el proceso de transferencias en el Ejecutivo español", y exige su cumplimiento

BILBAO, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, se ha comprometido con el Gobierno Vasco a traspasar la competencia del Ingreso Mínimo Vital (IMV) con carácter indefinido, según ha asegurado la consejera de Autogobierno, Olatz Garamendi.

En una entrevista concedida al diario Deia, recogida por Europa Press, Garamendi ha revelado que el pasado jueves despejó con Rodríguez que la transferencia no tendría fecha de caducidad después de la propuesta que se trasladó al Ejecutivo autonómico para que fuera, en principio, por un plazo limitado de diez años, algo que provino del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Este planteamiento, que debía ser objeto de negociación, llevó a la consejera a advertir de que no aceptaría "mercancía averiada", mientras que el PNV avisó al presidente del Gobierno del Estado, Pedro Sánchez, que podría suponer la ruptura de su apoyo al Ejecutivo.

Olatz Garamendi ha explicado que, en la propuesta, se planteaban unos plazos de diez años, renovables automáticamente. "No se entiende muy bien, en el sentido de que una transferencia es consustancial que sea sine die. Nos llevamos una gran sorpresa", ha asegurado.

No obstante, ha apuntado que posteriormente ha tenido la oportunidad de "trabajar el tema y hablarlo" con Isabel Rodríguez. La titular de autogobierno defendió ante la ministra que el traspaso debe materializarse sin existencia de plazos.

Garamendi ha apuntado que Rodríguez "lo entiende, lo ha asumido y se ha avenido a que hay que tener un plazo indefinido". "Una transferencia no puede tener un plazo. Es un traspaso en el que la comunidad autónoma se subroga, se pone en la posición de la Administración del Estado, en una competencia que de suyo le es propia por el Estatuto de Gernika", ha señalado.

Después de que la ministra haya aceptado "que sea indefinido ese plazo", el Gobierno Vasco transmitirá su propuesta en ese sentido, que analizarán el Ministerio. "El tema del plazo para nosotros era una línea roja para seguir negociando, para llevar esta propuesta a la ponencia técnica-jurídica. Una vez de que podemos tener este tema solventado, podemos seguir con la negociación jurídico-técnica", ha añadido.

Según ha explicado, en sus conversaciones con Isabel Rodríguez, han evitado "entrar en valoraciones previas" tras la polémica generada por la propuesta del Ejecutivo de Sánchez, y han trabajado "la definición de lo que es una transferencia, con arreglo al Concierto Económico, y sin cortapisas".

EL RIESGO DE LA CADUCIDAD

"Un traspaso con fecha de caducidad entrañaría un riesgo porque, si se produce un cambio de gobierno en Madrid, el siguiente, sobre todo si es de otro partido, podría no verse vinculado por ese acuerdo y no prorrogarlo", ha indicado.

En todo caso, cree aventurado dar una fecha para completar el traspaso. "Nosotros no vamos a cejar, siempre bajo la premisa de que la transferencia sea trabajada como íntegra y con todas las garantías", ha advertido.

En cuanto al traspaso en materia de trenes, ha explicado que "es de una gran complejidad técnica". "Es una propuesta que hemos recibido a finales de año, hay que trabajarla mucho, y la negociación será compleja", ha reconocido.

OTRAS TRES MATERIAS

Olatz Garamendi también se ha referido a la reclamación a final del pasado año por su departamento de las transferencias sobre meteorología, fondo de protección a la cinematografía y gestión del litoral, y ha precisado que, en "un momento en que el proceso transferencial estaba paralizado, se había ralentizado muchísimo", decidió "dar un cambio de rumbo total y ser proactiva".

"Tenemos que ser tan exigentes como proactivos, en la medida en que no llegaban propuestas por parte del Estado. Estamos exigiendo el cumplimiento del Estatuto de Gernika, algo que nos corresponde por derecho. He enviado solo esas tres propuestas, con intención de reactivar el proceso y de que se aceleren todas las materias que están pendientes de transferir", ha manifestado, para añadir que todavía no ha recibido una respuesta al respecto.

A su juicio, "no existe esa voluntad o ánimo de impulso en el proceso de transferencias en el Gobierno español, y en anteriores de otra índole política, siempre ha costado".

Sobre la posibilidad de completar el Estatuto en la actual legislatura estatal, ha recordado que se está a la mitad del mandato, "el tiempo corre, pero todo es cuestión de voluntades políticas". "Si realmente hay una voluntad política fuerte por parte del Estado español, la comunidad autónoma está preparada y dispuesta para ir trabajando todas y cada una de las materias. Por lo tanto, lo que exigimos es ese impulso que nos permita abarcarlo en los plazos que tenemos establecidos. Es posible", ha asegurado.

Publicidad