El Gobierno ultima un plan de 5.000 millones para inversiones en carreteras

El Gobierno se reunirá este viernes con los principales representantes del sector de las infraestructuras para presentar un plan público-privado para impulsar la obra pública, con una inversión total que ascendería a 5.000 millones de euros, en el marco del anuncio que realizó en abril el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

El acuerdo podría poner fin a años de mínimos históricos de inversión y ejecución en obra pública. A la reunión de este viernes acudirán referentes como Ferrovial, ACS o FCC. Asimismo, acudiría la patronal Seopan, muy crítica con la situación actual de baja inversión pública.

Empuje de la iniciativa privada

La idea del Gobierno es que el empuje privado cubra las restricciones a las que está sometida la gestión pública, obligada a cumplir los objetivos de déficit y con el gasto limitado. “Estamos trabajando con las asociaciones de constructoras para encontrar instrumentos de financiación y colaboración entre la inversión pública y la privada con el fin de lograr un desahogo en la inversión en infraestructuras”, dijo en abril De la Serna.

El bolsillo del ciudadano no se vería afectado, ya que en principio no se optará por sistemas de peajes, sino por una retribución al constructor en función del servicio.

No se optará por sistemas de peajes

El plan será sólo el primer eslabón de un programa de inversión en colaboración con la iniciativa privada más ambicioso, que abarcará un programa para ejecutar obras ferroviarias de AVE y otro más para acometer infraestructuras de agua, que se presentarán más adelante.

Entre los proyectos ferroviarios que se sopesan acometer con capital privado figuran algunas obras del Corredor Mediterráneo y de la ‘Y’ vasca, o del AVE a Murcia, según detallaron a Europa Press en dichas fuentes.

Además de la restricción en el gasto, el plan llega mientras el Gobierno encara el problema de las nueve autopistas quebradas de las que deberá hacerse cargo previsiblemente, con el correspondiente pago de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA), que la patronal elevó hasta 5.000 millones de euros, si bien el Gobierno maneja cifras muy inferiores, del entorno de los 2.000-3.000 millones. Esta situación obliga a una gestión con la máxima eficiencia posible.

El rescate de las autopistas quebradas limita aún más el gasto

Loading...