El Ibex cierra 2017 con unas ganancias anuales del 7,40%

La bolsa cerró ayer con pequeñas pérdidas (-0,49%) en una jornada apática similar a la que ha vivido el índice en el 2017 que ahora se acaba en el que gana un 7,40%, la mayor subida desde el 2013. Pese al alza y utilizando un símil deportivo, el índice bursátil español ha ido de más a menos en el año. El Ibex tocó máximos en el mayo pasado cuando superó los 11.100 puntos tras subir un 19,1% en el año.

A partir de ahí comenzó a caer. ¿Por qué? Básicamente por la incertidumbre política de los últimos meses derivada de la crisis catalana que impidió al índice beneficiarse de la subida que se dio en otros mercados, según la mayoría de los analistas consultados. La subida del 7,40% es la menor de las plazas europeas en las que después de una subida del euro de 1,04 a 1,20 dólares este año Milán avanzó un 13,6%, Frankfurt un 12,51%, París un 9,3% y Londres un 7,6%.

Cellnex, Abertis e IAG lideraron las alzas con subidas de más del 45% en un año

Jaume Puig, director de GVC Gaesco Gestión, explica que mientras en mayo el Ibex subía 8 puntos más que el Eurostoxx 50 al final del año se ha esfumado esa diferencia. Un ejemplo gráfico que utilizan los analistas para explicar lo sucedido es que los inversores internacionales –que tienen todo un planeta entero para invertir– siempre huyen de aquel lugar en el que hay incertidumbre y desde el 1-O España y Catalunya han estado muy presentes en la mente de los inversores. “El tema catalán ha provocado que la bolsa española se haya perdido el rallye de los otros mercados”, según Puig. Un analista explica que en sus reuniones con inversores internacionales, hasta los que viven en lugares remotos, todos preguntaban por lo que sucedía en Catalunya.

Otros analistas como Laura Sierra, analista de Interbrokers, creen que es difícil saber si todo el bajón es causado por “el tema política”. Luis Benguerel, gestor de renta variable, sostiene que “ya me gustaría que Catalunya fuera tan importante para afectar tanto a la bolsa”. Desde los máximos de mayo, el Ibex ha perdido cerca de un 10% aunque obviamente ha cerrado en positivo. Benguerel considera que el peor comportamiento del mercado español a partir de mayo es porque “Europa está floja en general”.

El Ibex
El Ibex (J.p.gandul / EFE)

Aun así, una de las principales características de este año –según Jaume Puig– es que “todas las bolsas han acabado en verde y con una volatilidad muy baja a los largo del año”. Puig calcula un índice de volatilidad que se basa en cuantos días una bolsa ha sufrido una caída de más de un 1%. Según sus estimaciones en el caso del Eurostoxx 50 desde 1995 de media 1 de cada 6 días el índice sufrió pérdidas superiores al 15%. En cambio este año, esas fuertes caídas se han dado sólo en 1 de cada 22 días. Las cifras muestran que el comportamiento del mercado ha sido mucho más plácido este año que otro.

Puig explicó que en la última parte del ejercicio sólo preocuparon las bolsas estadounidenses por su fuerte subida, si bien al final se confirmó que “sólo anticipaban los efectos beneficiosos de la reforma fiscal del presidente de los EE.UU. Donald Trump”.

A lo largo de este año destacó la actuación de la Reserva Federal –banco central estadounidense– que encareció el precio del dinero en marzo y en junio, 0,25 puntos cada vez, con lo que se sitúa entre el 1 y el 1,25 %. Los inversores también esperaban que el Banco Central Europeo (BCE) normalizara su política monetaria, cuyo anuncio retrasó hasta finales de octubre. Otros elementos que influyeron en la evolución bursátil fueron las elecciones que se celebraron en algunos países europeos:.

En relación con la primera mitad del año en la que el Ibex repuntó con fuerza, Jaume Puig cree que en parte se explica por el buen comportamiento de los mercados latinoamericanos, zona donde las empresas españolas tienen una fuerte presencia como las energéticas o las financieras. Cellnex lideró las subidas del Ibex con un 56% por su expansión y por las opas presentada sobre su matriz Abertis . El segundo lugar recayó en IAG con un alza del 46%, mientras que Abertis se situó en el tercer puesto, con otro 46%. Sólo nueve compañías registraron pérdidas, con Técnicas Reunidas a la cabeza y un retroceso del 29%. De los grandes valores sólo bajaron Inditex, el 8,6%, y Telefónica, el 3,8%, mientras que Repsol subió el 22,9%; Santander el 16,5%; BBVA el 15,8%; e Iberdrola el 8,7%. En cuanto a los bancos, Banco Sabadell se disparó el 29%; CaixaBank el 28%; Bankinter el 10,9% y Bankia el 5,3%.

La prima de riesgo española ha terminado el ejercicio en 114 puntos básicos, cuatro menos que hace un año.

Loading...