El mejor año de El Prat

El martes pasado, cinco mostradores de la terminal 2 del aeropuerto de Barcelona mostraban en sus pantallas la posibilidad de facturar allí rumbo a un destino hasta entonces inédito: Fort Lauderdale. El aeropuerto de esta ciudad de Florida, uno de los principales puertos de cruceros del mundo, es el Hollywood International, situado a 45 kilómetros al norte de Miami.

El año pasado esta instalación tuvo 29 millones de pasajeros, es uno de los de mayor crecimiento de Estados Unidos en esta década y a partir de ahora también sumará viajeros procedentes o con destino a Barcelona en sus estadísticas.

El Prat crece en número de pasajeros, en destinos y en frecuencias

Esta nueva conexión con Estados Unidos culmina la mejor temporada de la historia de un aeropuerto que no sólo sigue creciendo en la cantidad de pasajeros sino también en numero de nuevos destinos en otros continentes o en incremento de frecuencias a destinos de largo radio, con un importante crecimiento en Estados Unidos, aunque también con notables novedades en Asia y también algún operador más en el norte de África.

Algo que ha sucedido al margen de un verano duro en la terminal por diferentes conflictos laborales que evidencian que el crecimiento de la instalación ha de beneficiar a todos sus colectivos que trabajan para que el engranaje funcione.

Inauguración del primer vuelo Barcelona-Fort Lauderdale de Norwegian el pasado martes 22 Inauguración del primer vuelo Barcelona-Fort Lauderdale de Norwegian el pasado martes 22 (JOF)

Las dos principales responsables de este boom de los vuelos de largo radio son Norwegian y Level. Este 2017 cada una ha lanzado cuatro rutas. La compañía de origen noruego y que se ha convertido en una de las principales operadoras de bajos costes en Europa apostó por Barcelona en su segunda fase de expansión mundial añadiendo cuatro aeropuertos norteamericanos a su red de vuelos desde El Prat: Nueva York-Newark un aeropuerto alternativo al célebre JFK al que vuelan las aerolíneas Delta y American Airlines con servicios directos desde Barcelona.

Una tercera compañía estadounidense también vuela a Nueva York: United, aunque en este caso al igual que Norwegian lo hace desde Newark, al suroeste de Manhattan. Las otras tres ciudades que sirve Norwegian en su apuesta por El Prat-Estados Unidos son la ya mencionada de Fort Lauderdale y dos aeropuertos de California: Los Angeles y Oakland.

Norwgian y Level son dos de los protagonistas del boom de vuelos de largo recorrido

Toda esta operativa implica tener prácticamente en exclusiva dos Boeing 787 Dreamliner con base en El Prat, algo que es más simbólico que real, pues en cuanto llegan a El Prat, ambos aviones son preparados para salir en pocas horas a cubrir su siguiente vuelo.

Con más de 80 millones de pasajeros al año, el aeropuerto de Los Ángeles, junto al Océano Pacifico, es uno de los principales centros aéreos del mundo, mientras que el de Oakland hace las veces de aeropuerto secundario de San Francisco y se autopromociona como el de mejor acceso al área y de hecho, los aeropuertos de ambas ciudades están a pocos kilómetros de distancia en linea recta separados por las aguas de la bahía. Hasta este año Barcelona nunca había tenido servicios aéreos regulares con California, por lo que tanto Los Ángeles como Oakland son destinos nuevos que inicialmente lanzó Norwegian y después hizo también suyos otra aerolínea de nueva creación: Level.

Uno de los Airbus A330 de Level aterrizando en El Prat Uno de los Airbus A330 de Level aterrizando en El Prat (Picasa / IAG)

Level es la apuesta del grupo IAG, International Airlines Group (Iberia, Vueling, British airways y Aer Lingus) por una nueva formula de vuelos intercontinentales a precios ajustados y Barcelona ha sido su ciudad de lanzamiento con cuatro destinos: los dos mencionados en California, uno en el Caribe, Punta Cana, y un cuarto en Buenos Aires, ruta en la que ya estaba presente desde hace algunos años Aerolíneas Argentinas.

Level es actualmente una marca comercial con imagen propia, que hasta conseguir su certificado de operador aéreo y licencia de explotación -un proceso técnico bastante largo que hubiera impedido iniciar sus vuelos este mismo verano- vuela con aviones y pilotos de Iberia, aunque su filosofía, servicio e imagen son totalmente diferentes de esta, pues desde el primer momento se ha querido que sea una aerolínea independiente, aunque dentro del paraguas de IAG, bajo el que seguirá creciendo, pues ya hay previstos tres nuevos aviones Airbus A330 para su flota, aunque no necesariamente estarán basados en Barcelona.

Hay decenas de conexiones con todo Norteamérica, y siguen aumentando los destinos

Otra novedad norteamericana de este año han sido los nuevos vuelos directos Barcelona-Chicago O’Hare operados por la gigante American Airlines, que desde El Prat ya volaba a Charlotte, Filadelfia, Nueva York y Miami. Por su parte, un destino muy deseado por algunos ha sido también cubierto, aunque parcialmente, por una compañía portuguesa: Air Azores, que comercializa un Barcelona-Boston, aunque en este caso es siempre con escala y cambio de avión en Punta Delgada, capital del archipiélago de las Azores, que en tiempos también servia como escala cuando los aviones no tenían la capacidad suficiente como para cruzar el Atlántico sin repostar.

En este caso no es así, sino por una decisión comercial de la propia operadora, pues debido a la importante emigración, hay actualmente más azorianos o descendientes de azorianos en EE.UU. que en las nueve islas del archipiélago y Massachusetts es uno de los estados con una mayor colonia.

American Airlines estrenó este verano su ruta directa Barcelona-Chicago American Airlines estrenó este verano su ruta directa Barcelona-Chicago (JOF)

Finalmente, en cuanto a las novedades rumbo a América lanzadas durante esta temporada de verano, una pequeña compañía española, Plus Ultra Líneas Aéreas, ha recuperado el vuelo directo a La Habana, Cuba, cancelado hace más de 15 años por la estatal Cubana de Aviación, con la que ahora comparte esta aventura comercial que se ha iniciado con una única frecuencia semanal.

A todos los vuelos anteriores hay que añadir algunas rutas lanzadas meses atrás o ya consolidadas como las canadienses a Montreal y Toronto ofrecidas por Air Canada Rouge y Air Transat , la linea a Washington de United, las dos rutas de Latam a Sao Paulo, Brasil y Lima, y la de Avianca que une El Prat con El Dorado, aeropuerto de Bogotá, Colombia.

Han aumentado de manera notable los vuelos directos entre la capital catalana y Asia

En cuanto a Asia, los vuelos directos desde Barcelona han aumentado de manera notable y aunque una de las opciones principales por volumen de pasajeros son las compañías Qatar Airways y Emirates, que desde sus centros de distribución en Doha y Dubai se llevan buena parte del pastel gracias a su doble frecuencia diaria con El Prat, otras compañías asiáticas han apostado por vuelos directos, como es el caso de Air China, que tras su enlace desde Pekín, este año ha añadido la capital económica China, Shangai, en su mapa de rutas desde Barcelona.

En ambos casos, las rutas se vuelan con Aviones Airbus A330. Otra compañía asiática que ha aterrizado en Barcelona es Korean Air, que ha empezado a volar a Seúl la capital de Corea del Sur y también ha llegado a Barcelona la prestigiosa Cathay Pacific, la aerolínea de Hong Kong para ofrecer vuelos directos desde allí con sus nuevos Airbus A350, modelo idéntico al que desde hace unos meses también usa una veterana que une Barcelona con Asia: Singapore Airlines.

Otra de las novedades de este año ha sido el lanzamiento de una ruta directa con Teherán, capital de Irán, gracias a una compañía privada de ese país: Mahan Air, que usa para unir ambas ciudades un cuatrimotor Airbus A340. En la región, aunque ya de manera más consolidada, Vueling mantiene sus vuelos a Beirut, en Líbano y Tel Aviv, aunque en este caso con una fuerte competencia de otras compañías.

Air China ha sumado Shangai a su vuelo directo con Pekin Air China ha sumado Shangai a su vuelo directo con Pekin (JOF)

El Al, Air Europa, Arkia y Norwegian también unen Catalunya e Israel en vuelo directo. Otra compañía que ha recuperado su presencia en Barcelona ha sido PIA, Pakistan International Airlines, que ofrece dos destinos directos en su país saliendo desde Barcelona: Lahore e Islamabad.

Una de las novedades de este verano ha sido la presentación del vuelo directo Barcelona-Fez operado por la filial marroquí de Air Arabia, un enlace que estrictamente puede considerarse intercontinental, pues une Europa con África, aunque su duración es inferior a muchos vuelos desde Barcelona a destinos del centro o norte de Europa.

El 2017 ha sido histórico en cuanto a consolidación de nuevos destinos desde Barcelona

Fez es el quinto destino directo entre la capital de Catalunya y Marruecos, un país que tiene tratado de cielos abiertos con la UE, lo que permite que cualquier compañía del continente pueda volar entre España y sus aeropuertos. En el caso de Barcelona, compañías como Royal Air Maroc, Vueling, Ryanair o Air Arabia llegan a Tánger, Nador, Casablanca y Marrakech.

Los otros países norteafricanos, salvo Libia también tienen servicios directos: Argel y Orán en Argelia, Túnez capital y El Cairo, en Egipto. A estos hay que añadir dos países más en la costa Atlántica del continente: Banjul, en Gambia y Dakar, en Senegal, dos de los destinos más lejanos que sirve Vueling desde Barcelona.

Durante los próximos meses está previsto que las compañías intercontinentales presentes en El Prat sigan aumentando frecuencias y añadan alguna ruta directa que tenga la suficiente masa crítica para justificarla. En todo caso este 2017 ha sido un año histórico en la consolidación de Barcelona como destino directo desde muchos rincones del mundo.

Loading...