El portavoz del comité de Eulen cree que se suspenderá la huelga del día ocho

El portavoz del comité de huelga de Eulen, Juan Carlos Giménez, supone que los trabajadores de Eulen desconvocarán la huelga convocada para el próximo día 8 de septiembre “porque queda bastante claro en el laudo” pero no ha descartado nuevos paros.

El laudo arbitral dictado para poner fin a las protestas de los trabajadores de Eulen Seguridad en el aeropuerto Barcelona-El Prat obliga a la empresa a pagar un complemento salarial de 200 euros al mes y a anular las medidas disciplinarias, como el despido de dos trabajadores, que ya han sido readmitidos.

El laudo arbitral obliga a la empresa a pagar un complemento salarial de 200 euros al mes y a anular las medidas disciplinarias, como el despido de dos trabajadores

En rueda de prensa, Giménez ha dicho que el lunes los trabajadores decidirán en asamblea qué hacen, pero que supone que la huelga quedará desconvocada porque “queda bastante claro en el laudo” y ha insistido en que ese laudo es “forzoso” y “puede acarrear problemas a la plantilla”. Sin embargo, ha asegurado que es la asamblea quien tiene que decir si hay otras huelgas, si no las hay o qué medidas van a adoptar, teniendo en cuenta que, si se ponen en contra de un laudo de obligado cumplimiento, mientras no se diga que es ilegal se pueden “meter en problemas”.

El comité de huelga impugnó el pasado día 28 el laudo ante el Tribunal Supremo porque considera que utilizarlo para resolver este conflicto es “inconstitucional”. El abogado del comité de huelga, Leopoldo García Quinteiro, dice que es inconstitucional porque vulnera los artículos de la Constitución y la Carta Social Europea referidos al derecho a huelga. Ha afirmado que el dictamen se hace para “castigar a los trabajadores en el supuesto de que no acepten la propuesta hecha por el mediador” y que “reproduce” la propuesta hecha por la empresa.

Imagen de archivo de las colas provocadas en el aeropuerto de Barcelona por la huelga de Eulen Imagen de archivo de las colas provocadas en el aeropuerto de Barcelona por la huelga de Eulen (Toni Albir / EFE)

Quinteiro ha señalado que tampoco hubo “estancamiento de la negociación“, una de las cosas por las que se acude al laudo, ya que en las cuatro reuniones que hubo con la empresa no sólo ésta mejoró la propuesta sino que los trabajadores también aceptaron algunas cosas. Giménez considera que el laudo ha pretendido poner una “tirita” y ha dicho que dentro poco “igual nos volvemos a ver”, porque vuelvan a tener los mismos problemas. Cree que el complemento salarial de 200 euros al mes que contempla el laudo es “falso” porque la mayoría de los trabajadores ya cobraban 100 euros más “que quedarán absorbidos con estos 200 euros”.

Según Giménez, lo que ha hecho el Gobierno y el arbitro asignado, Marcos Peña, “no arregla el problema de fondo” y cree que, con el laudo, será “casi imposible” que vigilantes de seguridad de Barcelona vayan a trabajar al aeropuerto, porque “les sale más a cuenta ir a Renfe, al metro o a algún hospital que tienen pluses superiores”.

En este sentido, ha señalado que tiene noticias de que hoy mismo una trabajadora de Eulen en el aeropuerto de El Prat ha empezado su jornada a las cuatro de la mañana y hasta las 12,15 no ha podido ir al lavabo, lo que muestra que “siguen estando en condiciones precarias”. También ha lamentado que Aena haya “salido de rositas” porque no garantiza que, en la nueva licitación, que habrá dentro de unos nueve meses, los trabajadores no tengan los mismos problemas. Giménez ha animado a los vigilantes de seguridad de toda España a luchar contra los “sueldos míseros” y por sus derechos.

El lunes los trabajadores decidirán en asamblea qué hacen

Loading...