El precio de los carburantes no para de subir en verano

El precio de los carburantes sigue subiendo conforme avanza el verano y encadena cinco semanas seguidas de incrementos, hasta sus niveles más altos desde principios de junio, según se desprende del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

En los últimos datos de inflación en España los precios de los servicios relacionados al turismo han ido al alza. En parte afecta el aumento de los costes del transporte, por el alza de los combustibles. Así, el verano está destacándose por una subida generalizada de los precios a varios niveles.

Aumentos de más del 1% en un mes

A la hora de llenar el depósito, la gasolina sin plomo de 95 octanos se ha encarecido un 0,25% esta semana, hasta los 1,191 euros por litro. El gasóleo, por su parte, repunta el 0,09%, a 1,073 euros el litro. Aunque las subidas no son tan importantes, suman alzas semana tras semana.

De esta manera, la gasolina se vende a su precio más alto desde mediados de junio, mientras que el gasóleo está a niveles de inicios de ese mes. En 30 días la gasolina ha aumentado el 1,3% y el gasóleo el 1,8%.

En un año se encarece el 6% la gasolina y el 7,7% el gasóleo

La comparativa respecto a hace exactamente un año sale negativa para el bolsillo del consumidor. La gasolina es un 6,2% más cara que hace doce meses y el gasóleo otro 7,7% más costoso. Eso sí, respecto al arranque del año son un 3,7% y un 4,8% más baratas.

Llenar un depósito de 55 litros cuesta ahora 65,5 euros si se consume gasolina sin plomo de 95 octanos y 59 euros si se opta por el gasóleo de automoción.

Loading...