El Puerto de Barcelona sella un préstamo de 75 millones del Plan Juncker para ampliar instalaciones

El Puerto de Barcelona ha sellado este miércoles un préstamo de 75 millones con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para la construcción de nuevas instalaciones en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL Port).

Enmarcado en el Plan Juncker, permitirá al Puerto de Barcelona ampliar su capacidad hasta alcanzar cerca del 1.000.000 m² de naves logísticas de primer nivel en toda la ZAL Port, algo que se tornaba necesario al contar en la actualidad con una tasa de ocupación del 97%. Según fuentes comunitarias, esta infraestructura “ocupa un lugar estratégico en las rutas dentro del Corredor Mediterráneo”, lo que obliga a mejoras continuadas.

La importancia del Corredor Mediterráneo

La inversión se transformará en crecimiento económico y empleo, ha destacado el Vicepresidente del BEI, Román Escolano. El Puerto de Barcelona “podrá reducir costes en la oferta de nuevas infraestructuras logísticas le permitirá la creación de unos 4.000 nuevos puestos de trabajo directos y unos 6.000 indirectos en el sector de la logística y del transporte”, reza un comunicado conjunto.

Alfonso Martínez, Director General de CILSA, gestora del ZAL, afirma que el préstamo “nos permitirá acometer el 100% del desarrollo previsto para los próximos cuatro años, convirtiéndonos en la Zona Logística de referencia en el Mediterráneo”.

Las obras concluirán en un periodo de dos años y mejorará el respeto por el medio ambiente de las instalaciones. Por un lado, porque favorecerá la reducción del transporte por carretera y sus emisiones. Por otro, porque los nuevos edificios contarán con medidas de eficiencia energética, como un menor consumo de agua o la apuesta por energías alternativas.

El respeto por el medio ambiente, idea clave en las obras

Loading...