El secreto para reinventarse, según los maestros Gay de Liébana y Abadía

José María Gay de Liébana y Leopoldo Abadía tienen algo más en común que un enciclopédico saber sobre la economía y el don de la divulgación: la idea de reinventarse en tiempos difíciles. Así se constató este jueves en la conferencia que los dos economistas, ambos colaboradores de LaVanguardia.com, impartieron en la sede de Foment del Treball de la mano del Círculo Empresarial Japón España y de la empresa Fujifilm.

Esta empresa protagonizó buena parte del argumentario con el que los dos expertos abordaron el cambio mundial de tendencias. La multinacional japonesa, dedicada a la producción de carretes fotográficos, tuvo que desafiar la evolución de los tiempos y reinventarse con la llegada de la digitalización de la fotografía. Su principal área de negocio debía afrontar el fin de su producto estrella, el carrete fotográfico (que representaba el 70% de su facturación), y asumir que otro modelo debía entrar en escena lo antes posible.

Las expectativas de vida, más prolongadas, obligarán a cambiar los sistemas actuales que fueron pensados con unos condicionantes diferentes y una realidad distinta

En la compañía nipona todos eran conscientes de que el cambio en los hábitos de consumo se iban a producir más pronto que tarde, “pero lo que no sabíamos era que pasaría tan rápido”, explicaba Antonio Alcalá, director general de la marca en España, que fue testigo de cómo las ventas y la facturación se desplomaban en tan solo 11 años.

Como le sucedió a Fujifilm, muchos otros aspectos han cambiado en nuestra sociedad: los modelos de trabajo, las tendencias, los gustos, el propio consumo… y nosotros mismos. Las expectativas de vida, más prolongadas, obligarán a cambiar los sistemas actuales que fueron pensados con unos condicionantes diferentes y una realidad distinta, en beneficio de unas políticas que aún están por desarrollar.

Un claro ejemplo es el actual sistema de las pensiones. Según Leopoldo Abadía, “a los jubilados que se quejan hoy de sus pensiones hay que decirles que de jóvenes no trabajaban para ellos, sino para los que en aquel entonces eran viejos, pensando que cuando fueran viejos tendrían jóvenes trabajando para ellos. Pero en Europa hemos decidido no tener niños y los viejos no se mueren ni a tiros”, explicó con ironía el autor del bestesller económico La Crisis Ninja. Y añadió que en el futuro “nos encontraremos con pocos jóvenes, y con sueldos precarios, de los que dependerán muchos viejos”. Y es que precisamente la longevidad será lo que provocará que debamos reinventarnos a nosotros mismos ante el reto de alcanzar los más de cien años de edad.

A falta de vacantes para desempeñar tareas laborales se añadirá, en los próximos años, la llegada de los robots, “que tendrán derechos y obligaciones con un estatuto jurídico del robot”, advirtió José María Gay de Liébana, “con lo cual si nosotros no sabemos aportar algo diferente, un plus que nos diferencie de ellos, las empresas emplearán a robots”.

Para ambos economistas, otro caso ejemplar del éxito que ha significado la reinvención en tiempos difíciles es Mercadona, la empresa valenciana que ostenta el 23% de la cuota de mercado español de alimentación. “Juan Roig, en el año 2008, supo ver lo que nos venía: tendencia al alza del paro y la pérdida de poder adquisitivo. Entonces lo que hizo fue apostar por la marca blanca y romper con las marcas, haciendo de sus productos un referente de calidad”, definía Gay de Liébana.

Leopoldo Abadía comenzó su exposición con un interesante análisis que invita a la reflexión: “¿No será que debemos reinventarnos en tiempos difíciles porque nos hemos dormido en los tiempos fáciles?”

Loading...