El sector aéreo europeo afronta la última gran consolidación pendiente

La quiebra de Air Berlin y el concurso de acreedores presentado por Alitalia son las dos últimas víctimas del largo proceso de concentración del sector aéreo europeo, que ha precisado más de 25 años en transformar una industria dominada por las aerolíneas de bandera, financiadas por los respectivos países, en un sector competitivo y en manos de grandes grupos.

Actualmente, los cinco primeros conglomerados aéreos controlan el 46% del total del mercado europeo, mientras en EE.UU. cuatro compañías copan cerca del 70% del mercado doméstico, según datos de Bloomberg. Una circunstancia que todavía limita la rentabilidad de las aerolíneas y que precipita los últimos movimientos del mercado.

Compañias aereas Compañias aereas (Alan Jürgens)

Los procesos abiertos tanto en Air Berlin como en Alitalia, consecuencia del fracaso de la estrategia de las aerolíneas del golfo –en ambos casos por parte de Etihad– dejan en manos de los grandes grupos europeos el futuro de unos activos claves para el sector. Además de los aviones, ambas aerolíneas disponen de slots o derechos de vuelo en aeropuertos tan importantes como Berlín, Dusseldorf, Roma y Milán.

“Como primera aerolínea en Europa (en número de pasajeros), vamos a jugar un papel activo en el proceso de consolidación de la industria europea”, advertía Michael O’Leary tras manifestar el interés de Ryanair en adquirir parte de los activos de Air Berlin.

Además de las flotas, Alitalia y Air Berlin tienen ‘slots’ en Berlín, Dusseldorf y Milán

El ejecutivo de la low cost irlandesa prevé que en los próximos cinco años, la industria aérea europea estará en manos de cinco exclusivos grupos: “Lufthansa, AirFrance-KLM, IAG, Ryanair y posiblemente EasyJet”.

Si finalmente el grupo Lufthansa logra salvar los obstáculos regulatorios para la adquisición de Air Berlin, el liderazgo del grupo alemán será incontestable. Propietario de la propia Lufthansa, además de las compañías Eurowings, Swiss, Austrian Airlines y Brussels Airlines, la compra de Air Berlin impulsaría su dominio en Centroeuropa con la incorporación de Berlín y Dusseldorf a su red de hubs.

“Valoramos que Air Berlin es un activo extremadamente atractivo para Lufthansa porque su portfolio de slots es perfectamente complementario a su red de aeropuertos. La integración le otorgaría una posición de dominio en los aeropuertos de Dusseldorf, Vienna, Munich, Zurich, Berlín y Frankfurt”, asegura el último informe Aerolíneas europeas, de Deutsche Bank.

Cinco grandes grupos aéreos controlan el 46% del total del mercado europeo

Por su parte, tras descartar la inversión en la aerolínea alemana, Michael O’Leary manifestó la semana pasada el interés de Ryanair por la adquisición de Alitalia, en concurso de acreedores. Según el informe de Deustche Bank, el proceso de venta de activos de Alitalia representa una gran oportunidad, sobre todo por “la posibilidad de conseguir una cuota de mercado significativa en el saturado aeropuerto de Linate (Milán) con una única transacción”. El informe de los analistas asegura que los citados activos resultan muy atractivos para “aerolíneas con los costes ajustados”.

Lufthansa, con unos ingresos próximos a los 32.000 millones de euros y beneficios de 1.776 millones en 2016, es el primer grupo aéreo europeo. Tras él se sitúan Air France-KLM –con un negocio de 25.000 millones y beneficios de 800 millones– e IAG, integrado por British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus, con 22.500 millones de ingresos y 1.920 millones de beneficios. Junto a los tres grandes, destacan los dos líderes en el mercado low cost, Ryanair con 6.500 millones de ingresos y beneficios de 1.559 millones e Easyjet con ventas de 4.700 millones y 427 millones de beneficio.

Loading...