Inicio Economía Elon Musk suspende "temporalmente" la compra de Twitter

Elon Musk suspende "temporalmente" la compra de Twitter




Elon Musk ha asegurado este viernes que la operación de compra de Twitter, valorada en 44.000 millones de dólares, se encuentra temporalmente en suspenso, hasta conocer el número real de cuentas falsas que existen en la red social. "El acuerdo de Twitter está suspendido temporalmente a la espera de detalles que respalden el cálculo de que las cuentas falsas/spam representan menos del 5 % de los usuarios", ha expresado Musk en un tuit.

La repercusión de sus palabras ha sido inmediata. Las acciones de la compañía cayeron cerca de un 20 %, hasta rondar los 36,5 dólares, a primera hora de la mañana, su nivel más bajo desde que Musk reveló su participación en la empresa a principios de abril y posteriormente hizo una oferta para comprarla por aproximadamente 44.000 millones de dólares.

A finales del pasado mes de abril, la junta directiva de Twitter aceptó la oferta de adquisición por parte de Musk, a razón de 54,20 dólares por acción, aunque la operación todavía no está cerrada y debe ser aprobada por los reguladores.

229 millones de usuarios activos

A comienzos de mayo, Twitter estimó que las cuentas falsas y los mensajes considerados como spam representaban durante el primer trimestre de 2022 menos del 5 % de sus usuarios activos monetizables, cuando la red social registró 229 millones de usuarios a los que se les sirvió publicidad.

No obstante, Twitter admitió que dicha estimación de cuentas falsas o spam podía "no representar con precisión la cantidad real", admitiendo que esta "podría ser más alta de lo estimado".  En la presentación de sus resultados del primer trimestre, Twitter reconoció un error por el que desde el primer trimestre de 2019 y hasta el cuarto trimestre de 2021 había sobreestimado el cálculo de sus usuarios diarios activos monetizables en casi dos millones de cuentas.

Se trata de la segunda ocasión en la que Twitter admite un error de cálculo similar en una de las variables que más atentamente sigue el mercado, ya que en 2017 descubrió que había sobreestimado sus usuarios activos durante tres años.

Musk, el hombre más rico del mundo y dueño de otras compañías como Tesla o SpaceX, adelantó durante la operación de compra de la red social que una de sus prioridades será eliminar los 'bots' de 'spam'. El empresario de origen sudafricano, muy aficionado a esta red social, se ha presentado como un defensor de la "libertad de expresión" en la plataforma y parece llevar esa misión por bandera en su adquisición.

"Quiero hacer Twitter mejor que nunca al potenciar el producto con nuevas características, convertir los algoritmos en fuente abierta para incrementar la confianza, vencer a los 'bots' de 'spam', y autentificar a todos los humanos", expresó Musk durante su oferta de compra de la red social.

Publicidad