Elon Musk ya construye túneles para eliminar los atascos para siempre

Todo nació con un tweet. “El tráfico me está volviendo loco. Voy a construir una máquina tuneladora y empezar a excavar…”, lanzó Elon Musk, el genio detrás de Tesla y SpaceX , en diciembre del año pasado. Parecía una locura, pero seis meses después la idea cobra vida.

The Boring Company, la empresa creada en abril para este fin, ha completado el primer tramo de un túnel que pretende construir en Los Ángeles para aliviar problemas de tráfico. Desde hace un tiempo, Godot, como se bautizó a la tuneladora, ha estado excavando bajo el párking de las instalaciones de SpaceX en la ciudad, donde no requiere de permisos para experimentar.

“Ya no hay que esperar a Godot. Ha empezado a excavar y completado el primer tramo de túnel en Los Ángeles”, señalaba desde las redes sociales Musk. Para seguir adelante más allá de las fronteras de las instalaciones propias hacen falta permisos de obra fuera de la propiedad. Un condicionante para cumplir su primera misión: salvar una carretera que separa el párking de SpaceX y el campus de la firma.

Unos primeros pasos que no son suficiente. La empresa pretende construir debajo de grandes autopistas hasta treinta niveles de túneles, en los que los coches serían transportados a su destino montados en unas plataformas automatizadas.

En esas capas de túneles también podría construirse un Hyperloop, el sistema de transporte ultrarrápido ideado por Musk. De momento, hay que sortear los límites de las instalaciones propias. Musk está en conversaciones con el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, para lograr los permisos, en lo que será un proceso largo.

Pero los desafíos también son propios. Excavar es algo sumamente caro, por lo que se está buscando cómo recortar costes. También quedará ver cuánto tiempo dedica Musk al proyecto en el futuro. Actualmente pone en The Boring Company el 2% de su tiempo.

Ya se negocian permisos más allá de las instalaciones propias

Loading...