En marcha el refuerzo de la Guardia Civil en El Prat, con la vista en el voto de los trabajadores

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha avanzado que el dispositivo para que la Guardia Civil refuerce los controles de seguridad del aeropuerto El Prat “ya se ha puesto en marcha”, con la idea de que estén operativos para neutralizar la huelga total de los empleados de Eulen que arrancaría este lunes.

Para el dispositivo especial se desplazarán efectivos de otras comunidades y se reforzará aún más “en la medida que sea necesario” para que no se produzcan problemas de seguridad y de orden público. Este sábado las colas han vuelto a las terminales, con esperas de unos cuarenta minutos a primera hora y de hasta veinte conforme avanzaba la jornada, pese a que no hay huelga.

También avanza el laudo arbitral para terminar el conflicto

Este domingo los trabajadores se reunirán para votar y definir si se acogen a la propuesta de mediación de la Generalitat –ya aceptada por Eulen- y se decidirá si se suspende la huelga indefinida de 24 horas desde este lunes. Solo se someterá a votación la propuesta de la Generalitat, que había sido aceptada por la empresa y que prevé un aumento salarial de 200 euros en doce pagas. De rechazar la propuesta, el aeropuerto quedará abocado al caos que se prevé con los paros de 24 horas.

Mientras se de la votación, el domingo habrá paros de una hora a las 5.30, a las 10.30 a las 16.30 y a las 18.30. De la Serna afirma que la votación que realizarán mañana los trabajadores es la “última oportunidad” que tienen para “votar de forma favorable a la mediación”. Además, De la Serna ha anunciado que el Gobierno de España ya ha puesto en marcha el procedimiento para el laudo arbitral obligatorio.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en declaraciones a Efe, esta mañana en Santander El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en declaraciones a Efe, esta mañana en Santander (Román G. Aguilera / EFE)

Según ha precisado, será el Gobierno de España el que determine ese procedimiento para establecer un árbitro que diga, con carácter vinculante para las partes, cuáles son las condiciones laborales para los trabajadores. De la Serna ha declarado que confía en la responsabilidad de los trabajadores, pero ha enfatizado que el Gobierno “nunca va a permitir que millones de españoles están sujetos a decisiones y posturas intransigentes de unos pocos”.

También ha lanzado un “mensaje claro y contundente” de que al Ejecutivo no le va a “temblar la mano” a la hora de aplicar, en el marco de la legalidad vigente, “lo que sea necesario” para garantizar la seguridad pública y el orden.

No habrá nuevos conflictos

El ministro ha afirmado que los audios del comité de huelga instando a los trabajadores a “provocar el mayor daño posible generando grandes colas” son “terribles”; y, que el “espectáculo que se montó” en la asamblea de ayer habilitando cajas con distintos incrementos salariales fue “esperpéntico”.

Finalmente, De la Serna no cree que este conflicto vaya a extenderse a otras infraestructuras de transportes, porque, según remarca, para las negociaciones de las condiciones laborales y salariales en el conjunto del sector servicios, y en especial en los servicios de carácter estratégico, el marco adecuado es la mesa sectorial a nivel nacional.

En su opinión, no tiene sentido que las condiciones se vayan estableciendo en distintas infraestructuras. Por tanto, De la Serna señala que la voluntad del Gobierno es convocar esa mesa sectorial e iniciar un proceso con los sindicatos para avanzar en el establecimiento de unas condiciones laborales “razonables”.

Agentes de los Mossos d'Esquadra controlan de los accesos a las puertas de embarque en el Aeropuerto de El Prat Agentes de los Mossos d’Esquadra controlan de los accesos a las puertas de embarque en el Aeropuerto de El Prat (Quique García / EFE)

Loading...