Inicio Economía «Es la mayor reforma del sector energético de los últimos 20 años»

«Es la mayor reforma del sector energético de los últimos 20 años»




El Gobierno ha tomado nuevas medidas para contener la factura de la luz, dado que el precio de la electricidad en los mercados mayoristas sigue batiendo récords. El experto en el sistema eléctrico, Jorge Morales de Labra, apunta en TVE que es «la mayor reforma del sector energético en los últimos 20 años» y pide más control sobre las compañías.

Este ingeniero detalla que la reforma actúa sobre las tres partes del recibo: la vinculada al consumo y al precio de la luz, los costes regulados y los impuestos con el objetivo de «estabilizar la factura».

La mayor reforma del sector energético en los últimos 20 años

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció anoche en una entrevista en el Telediario que el impuesto de la electricidad baja del 5,1 % al 0,5 %, una rebaja fiscal cuyo impacto en el recibo puede cuantificarse en unos 4 euros según los cálculos del responsable de renovables del grupo Menta, Francisco Valverde.

Valverde explica a RTVE que esos cuatro euros se añaden a la bajada del IVA del 21 % al 10 % que, en un principio, se traducía en unos 7 euros pero a medida que los precios se disparan ha aumentado hasta unos 9 euros de media, lo que supone unos 13 euros menos por los cambios en esos dos tributos.

Unos 20 euros menos en el recibo de la luz

La medida de destinar 900 millones de euros adicionales de las subastas de CO2 a rebajar los cargos del sistema (la parte de costes regulados de la factura) «tendría más impacto que el impuesto especial y una cuantía similar a la reducción del IVA, unos 7 u 8 euros, aproximadamente». Así, sumada a los ajustes fiscales, la rebaja en la factura de la luz podría alcanzar unos 20 euros para un consumidor medio de acuerdo a las estimaciones de Valverde.

Morales de Labra vaticina que el coste del gas en los mercados internacionales seguirá disparado y marcando «máximo tras máximo», en España el precio se ha triplicado pero en Reino Unido ha llegado a un precio estratosférico de 2.000 euros por kilowatio.

Ahora el Gobierno ha aprobado la minoración temporal del exceso de retribución que obtienen las centrales de generación eléctrica que no usan el gas. Es decir, solo el 30 % de las centrales usa el gas para producir energía y tiene que soportar esos costes desorbitados, mientras que el 70 % restante se beneficia de los precios disparados sin asumir esa carga.

El Ejecutivo «no puede tocar el mercado» porque tiene que respetar las reglas de la Unión Europea pero Morales de Labra detalla que las eléctricas tendrán que «devolver parte del dinero cobrado de más«, lo que servirá para aligerar la factura en la parte de los costes regulados.

Controlar a las eléctricas

En opinión del analista del grupo ASE, Juan Antonio Martínez, detraer los beneficios extraordinarios que tienen las empresas energéticas para redirigirlos a los consumidores es algo difícil de llevar a cabo, y, por tanto, apuesta por «reforzar el control a las compañías» con el objetivo de que «el mercado funcione con un mecanismo transparente».

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso – Juan Antonio Martínez (Grupo ASE): «El Gobierno debería reforzar el control a las compañías» – Escuchar ahora

Martínez ha reconocido en RNE que las medidas van a «aliviar» la factura final, pero ha matizado que en cualquier caso serán insuficientes, como por ejemplo en el caso del IVA, que «no tendrá ningún impacto en las empresas» y ve «muy complicado» que los españoles paguen a final de este año una cuantía similar a la de 2018 tal y como se comprometió el presidente del Gobierno.

Morales de Labra indica que al actuar sobre el gas, la evolución de los precios «se replicará en el resto de Europa» por lo que si la luz no se comporta de forma coherente será por «manipulación de las eléctricas» lo que deberá investigar la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia o incluso la Audiencia Nacional.

Más de un 15 % de ahorro en la factura

El Gobierno cifra en más de un 15 % el ahorro en la factura final de los hogares debido al Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico y la retribución del dióxido de carbono no emitido del mercado eléctrico. Valverde da por buena la estimación: «Sin hacer números, parece un cálculo adecuado» porque se sacan 7.000 millones de euros en los próximos cinco años de forma progresiva.

El Gobierno aprueba medidas para reducir la factura de la luz un 22 % hasta final de año

Sobre el otro cambio impositivo realizado, la suspensión del impuesto a la generación eléctrica, el especialista en renovables reconoce que «es imposible valorarlo» en términos de ahorro para los consumidores finales, pero añade que «todo hace indicar que (las compañías) sí lo están haciendo, pero no se puede asegurar«.

Valverde cree que las eléctricas lo están aplicando porque, cuando se eliminó este verano, España «se despegó un poco de los países que están en segunda división (con los precios eléctricos más caros) como Italia o Reino Unido«.

Acerca del tope en la tarifa de último recurso de gas natural (TUR), que se incrementará en un 4,6 % el 1 de octubre, en lugar del 29 % que arroja el mercado, el experto de Menta alerta que «si no se traslada el importe real se va a traducir en un aumento del déficit de tarifa en el gas«.

Bono social «injusto»

El especialista en energías renovables considera que el bono social eléctrico es «bastante injusto porque lo pagan todas las comercializadoras» y pone como ejemplo que es «como si los albergues los tuvieran que financiar los hoteles».

A su juicio, el coste del bono social debería asumirlo el Estado vía Presupuestos y sacar su importe de la factura de la luz, una cuantía que oscila entre 140 y 200 millones de euros, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Valverde apuesta por crear una comercializadora de electricidad pública pero solo «para perder dinero» y atender a los consumidores vulnerables para que no tengan que elegir entre «comer o pagar la factura de la luz».

Publicidad