España estrena el año y coloca deuda por 4.600 millones a tipos más altos

El Tesoro Público ha colocado 4.640 millones de euros en la primera subasta de bonos y obligaciones del año, muy cerca del rango máximo previsto de 5.000 millones, y lo ha hecho tras recibir una fuerte demanda y ofreciendo a los inversores una rentabilidad más alta en los bonos a cinco y diez años.

Las peticiones de los inversores han superado los 9.300 millones de euros, prácticamente el doble de lo finalmente adjudicado, lo que demuestra el interés que aún siguen teniendo los títulos de deuda pública española tanto en los mercados nacionales como internacionales.

Tipos más caros

El Tesoro ha colocado 960 millones en el bono a cinco años, con peticiones por más de 2.400 millones de euros, a un tipo marginal del 0,367%, más elevado que el 0,301% de la subasta previa, el 7 de diciembre.

En la obligación a diez años ha vendido 1.835 millones de euros, tras recibir una demanda superior a los 3.200 millones. La rentabilidad ofrecida se situó en el 1,536%, también más elevada que el 1,492% del pasado 14 de diciembre.

Logra mejores tipos a 15 años

Por su parte, en la subasta a 30 años ha colocado 1.040 millones de euros, la mitad de los más de 2.100 millones solicitados por los inversores, y lo ha hecho a un tipo marginal del 2,848%, en este caso algo por debajo del 2,883% ofrecido en la subasta anterior, celebrada el 19 de octubre.

Por último, el Tesoro Público ha vendido entre los inversores 800 millones de euros en obligaciones del Estado a 15 años indexada a la inflación de la zona euro, frente a peticiones por más de 1.500 millones. El tipo marginal se ha situado en el 0,515%, inferior al 0,880% ofrecido en la emisión del mismo tipo de papel del pasado 6 de julio.

Loading...